Seguridad química para niños

El envenamiento accidental causa la muerte de 87 personas al día en los Estados Unidos, de acuerdo al Center for Disease Control and Prevention. Los niños son especialmente vulnerables al envenenamiento u otros daños porque pueden no entender que las medicinas y los productos de limpieza para la casa pueden ser peligrosos. Mantén a tu familia segura almacenando los productos que tienen químicos peligrosos en lugares inaccesibles y tomando precauciones mientras los usas.

Saber qué es peligroso

Muchos productos comunes para el hogar contienen químicos tóxicos. Por ejemplo, productos de limpieza, de belleza, insecticidas y pesticidas pueden ser peligrosos si se inhalan o consumen. La prescripción y el almacenamiento innecesario de medicamentos también puede ser nocivo si se hace incorrectamente. el 91 por ciento de las muertes por envenenamientos accidentales en 2009 fue por culpa de la drogas, principalmente opiáceos, de acuerdo al Center for Disease Control and Prevention. Si no estás seguro de que un producto es peligroso, revisa la etiqueta para leer las advertencias y la información del mismo.

Almacenar químicos con seguridad

Almacenar elementos peligrosos en un lugar seguro ayuda a prevenir accidentes. Guárdalos en su envase original para evitar el consumo accidental; nunca pongas productos de limpieza en viejos contenedores de comida como, por ejemplo, colocar una droga con prescripción médica en una botella diferente. Mantén los elementos peligrosos fuera de la vista y un lugar inaccesible para los niños, como un armario con llave. No almacenes cosas peligrosas cerca de donde tu familia tiene la comida, y no mantengas los elementos riesgosos, como los pesticidas, cerca de las medicinas.

Modelo de seguridad química

Adopta un buen ejemplo asumiendo la responsabilidad por los químicos que tienes en tu hogar. Lee las etiquetas antes de usarlos para determinar si es necesario tener ventilación, ropa protectora y toda otra precaución específica. Nunca mezcles los productos de limpieza, y siempre abre las ventanas o apaga los ventiladores para asegurar una ventilación adecuada. Coloca los productos de limpieza lejos luego de su uso y ponte ropa protectora tal como guantes, cuando sea necesario. Pon la medicina inmediatamente de vuelta en su lugar después de tomarla, y nunca te refieras a ella como un caramelo. No apliques pesticidas cerca de los niños, y procura mantener las ropas y juguetes de ellos lejos de los lugares de mezcla y aplicación. Siempre lávate las manos después de usar pesticidas y otros químicos peligrosos.

Ante una emergencia

Enseña a los niños a llamar al 911 o al número de ayuda del Poison Control Center, número 1-800-222-1222, si alguien en la familia estuvo expuesto a un químico. Ten a mano este número cerca del teléfono de casa y guárdalo en tu teléfono móvil también. Si tu niño bebe algún químico presente en la casa, hazle tomar medio vaso de agua mientras llamas al 911 o al centro de control de venenos, tal como recomienda la U.S. Environmental Protection Agency (EPA). Si el químico penetra los ojos de tu niño o la piel, enjuaga sus ojos o piel de 15 a 20 minutos mientras buscas ayuda de emergencia. Si un niño inhala humos peligrosos, llévalo adonde pueda tomar aire fresco, incrementa la ventilación y busca ayuda de emergencia.

Más galerías de fotos



Escrito por rebekah richards | Traducido por valeria b. rivas