Seguridad de la plataforma vibratoria

La plataforma vibratoria es una tecnología de ejercicios que tiene lugar sobre una plataforma que vibra en dos o tres direcciones a frecuencias muy altas. El entrenamiento de vibración puede ser valioso para atletas que buscan mejorar su fuerza, potencia y flexibilidad. Podría mejorar la circulación y la recuperación de la velocidad y aumentar la densidad mineral ósea. La máquina incluso podría incrementar las hormonas del cuerpo. Sin embargo, estos potenciales beneficios no están libres de riesgos, pero estos últimos se pueden mitigar mediante la selección y el uso adecuados del equipo.

Insuficiencias y enfermedades cardiovasculares

La plataforma vibratoria puede no ser segura para pacientes con enfermedades cardiovasculares, como un accidente cerebrovascular previo, enfermedades coronarias, trastornos de coagulación, trombosis venosa profunda y afecciones diabéticas graves donde el flujo sanguíneo hacia los pies se ve disminuido. PowerPlate, Inc., uno de los fabricantes de estos equipos recomienda a los pacientes cardíacos obtener una autorización del médico antes de comenzar con el entrenamiento.

Afecciones ortopédicas

Las lesiones, en especial los esguinces, las distensiones, las cirugías y los desgarros recientes, pueden hacer que el uso de la plataforma vibratoria sea temporalmente poco seguro. Debido a la velocidad de las vibraciones que provocan la contracción muscular reflexiva, las lesiones, las cicatrices y los puntos de sutura pueden dañarse, lo que retarda el proceso de sanación. No obstante, si se usa con moderación y bajo la supervisión de un médico, la plataforma vibratoria puede ayudar a acelerar la recuperación y prevenir la pérdida de fuerza, potencia y coordinación, así lo indica una investigación llevada a cabo en 2010 por el Dr. Clarance Thompson del CRIR Research Center en Quebec, Canadá. La investigación de Thompson demostró que la plataforma vibratoria puede ayudar a mejorar los resultados luego de una lesión de tobillo si se usa como parte del proceso de recuperación.

Dispositivos adicionales

La plataforma vibratoria no se debe usar sin autorización médica si tienes un marcapasos o te han colocado recientemente placas, sujetadores, clavijas o tornillos, ya que las vibraciones pueden descolocar o alterar la posición de estos elementos, lo que podría ser muy peligroso. El entrenamiento en la plataforma vibratoria puede ser posible luego de una autorización, pero se debe tener cuidado para evitar las actividades con carga de peso completo donde las vibraciones se pueden transferir a todo tu cuerpo, así lo establece el fisioterapeuta Alfia Albasini, autor de "Using Whole Body Vibration in Physical Therapy and Sport".

Lesiones en la cabeza

Algunas máquinas vibratorias producen vibraciones hacia arriba y abajo que pueden balancear el cerebro debajo del cráneo. Si bien esto no es letal, el Dr. Charlie Weingroff, fisioterapeuta, sostiene que pasar mucho tiempo en la plataforma vibratoria puede provocar síntomas similares a la conmoción cerebral. Weingroff también recomienda evitar cualquier tipo de vibración luego de lesiones en el cuello y la cabeza para evitar posibles complicaciones y daños.

Enfermedades oculares

Para algunas enfermedades oculares el uso de la plataforma vibratoria puede estar contraindicada según lo determine un oftalmólogo. El Dr. Juan Cela, oftalmólogo e investigador en Barcelona, España, informó la dislocación del lente del ojo luego del entrenamiento en la plataforma vibratoria. El manuscrito del Dr. Vela trataba dos instancias diferentes de dislocaciones del lente ocular en dos mujeres de más de 65 años con enfermedades oculares subyacentes. Por lo general, el uso de la plataforma vibratoria es seguro, no obstante, se debe respetar el consejo médico si te has sometido a cirugías oculares recientes o padeces una degeneración ocular antes de comenzar un programa de entrenamiento intensivo.

Más galerías de fotos



Escrito por carson boddicker | Traducido por valeria d'ambrosio