Seguridad de los enjuagues bucales

El enjuague bucal es una de las mejores soluciones para el mal aliento. No solo ayuda de inmediato a combatir el olor, sino también es útil como parte de un buen plan de salud dental general. Aún así, hay ciertas cuestiones de seguridad a tener en cuenta antes de usar cualquier tipo de enjuague bucal.

Peligros de envenenamiento con alcohol

Muchas marcas de enjuagues bucales contienen etanol, que es una clase de alcohol. El propósito de este ingrediente es ayudar a matar las bacterias perjudiciales y evitar la formación de placa en tus dientes y lengua. Cuando se usa según las instrucciones, el contenido de alcohol no es perjudicial para la mayoría de los usuarios. No obstante tragar el producto puede causar paro cardíaco, ataques o incluso la muerte en algunos casos (Referencia 1: Causas).

Productos sin alcohol

El enjuague bucal a base de alcohol tiene tendencia a quemar la boca. Por esta razón, muchos consumidores prefieren enjuagues bucales sin alcohol. De hecho, el médico puede recomendarte productos para la salud bucal que no contengan alcohol si tienes ciertas afecciones como úlceras en la boca (Referencia 3). Al mismo tiempo, sin alcohol no es lo mismo que sin peligro cuando se trata de un enjuague bucal. Incluso los enjuagues bucales sin alcohol son peligrosos cuando se tragan ya que a menudo contienen niveles altos de fluoruro sódico.

Afirmaciones infundadas

Los consumidores deberían tener cuidado con los productos para la salud bucal que hacen afirmaciones extremas. En 2010, la U.S. Food and Drug Administration citó a tres empresas de enjuagues bucales y los obligó a cambiar las etiquetas de sus productos. Según la American Dental Association, estas empresas promocionaban sus productos como métodos de prevención de la enfermedad periodontal. El enjuague bucal se puede usar como parte de un tratamiento global de salud bucal, pero estas afirmaciones específicas eran infundadas. Si un producto afirma prevenir alguna enfermedad, probablemente sea demasiado bueno para ser cierto. La FDA no prueba todos los productos, por lo que aquellos que hacen ciertas afirmaciones y citan las conclusiones de sus propias pruebas pero no han sido probados por la FDA, son obligados a consignar en el producto que sus afirmaciones no han sido aprobadas por la FDA.

Dependencia excesiva

Usar el enjuague bucal de manera incorrecta es un riesgo de seguridad, como usar cualquier producto de forma incorrecta. Otro peligro es la dependencia exclusiva del enjuague bucal. Estos productos se usan para matar las bacterias y prevenir las caries, pero están destinados a complementar y no a sustituir a otros hábitos de salud bucal como el cepillado y el hilo dental. Sustituir el cepillado por el enjuague bucal solo no previene las caries o la enfermedad periodontal.

Consideraciones

Aunque el enjuague bucal ofrece muchos beneficios, tal vez la razón más común por la que las personas usan tales productos es para ocultar el mal aliento. No obstante, el U.S. Department of Health and Human Services Office on Women’s Health afirma que los efectos de eliminación de olores del enjuague bucal duran pocas horas, en el mejor de los casos. Las bacterias, las comida y la bebida pueden desbaratar los beneficios refrescantes que proporciona el enjuague bucal. Si encuentras que continuamente tienes un notable mal aliento durante el día, deberías ver a un dentista para que te evalúe.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por maria eugenia gonzalez