Seguridad del Lexapro

El Lexapro (escitalopram) es un medicamento antidepresivo que pertenece a un grupo de medicamentos llamados inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina (SSRI, por sus siglas en inglés). El Lexapro está autorizado por la FDA para el tratamiento de la depresión mayor o trastorno de ansiedad generalizada. El Lexapro normalmente es bien tolerado pero, como la mayoría de los medicamentos, tiene efectos secundarios. Además, como con otros SSRI, necesitas tomar precauciones cuando uses Lexapro.

Efectos secundarios comunes

Los efectos secundarios más comunes asociados con el Lexapro son náuseas, insonio, sudoración excesiva fatiga interés disminuido en el sexo e incapacidad de eyacuar, de acuerdo con uan revisiónd e 2012 en "Patient Preference and Adherence". Menos comúnmente, la gente reporta diarrea, estreñimiento, boca seca, vómito o una sensación de que la habitación de vueltas. En la mayoría de los casos estos efectos secundarios son ligeros y temporales. Cuando se les compara con otros SSRI, como la paroxetina (Paxil) o fluoxetina (Prozac), el Lexapro parece tener menos efectos adversos y menos fuertes.

Síndrome de la serotonina

Los SSRI aumentan la concentración de serotonina en las uniones entre tus nervios. LA serotonina es un neurotransmisor que regula varios procesos, incluyendo el estado de ánimo, de alerta, apetito, función intestinal y coagulación. El síndrome de la serotonina es una afección rara pero potencialmente mortal que ocurre cuando los niveles de serotonina en tu sistema nervioso suben demasiado. Los síntomas del síndrome de la serotonina incluyen confusión, agitación, ritmo cardiaco acelerado, sudor, fiebre, vómito, diarrea y espasmos musculares. El síndrome de serotonina puede suceder cuando estés tomando cualquier SSRI, pero es más probable que suceda en personas que intencionalmente toman una sobredosis de su SSRII, que toman más de un SSRI a la vez o que combinan sus SSRI con algo que interfiere con su metabolismo o amplifica su actividad. Por ejemplo, un reporte de caso publicado en el número de mayo de 2012 de "Clinical Medicine Insights" describía a un hombre joven que desarrolló síndrome de serotonina cuando combinó una sobredosis de Lexapro con cocaína.

Descontinuación

Si tomas Lexapro o cualquier otro SSRI por un periodo prolongado de tiempo, descontinuar de manera abrupta tu medicamento podría desencadenar un tipo de abstinencia conocida como síndrome de descontinuación de SSRI. Esta dolencia no es causada por farmacodependencia o adicción. En vez de eso, es disparada por la respuesta de tu cuerpo a una caída súbita de los niveles de serotonina. Los síntomas del síndrome de descontinuación de la serotonina normalmente se desarrollan de 1 a 3 días después de dejar de tomar un SSRI e incluyen mareo, náuseas, dolor de cabeza, mala concentración y sensaciones parecidas a una descarga eléctrica en la parte superior del cuerpo y los muslos. El síndrome de descontinuacíon de la serotonina no pone en riesgo la vida y puede evitarse al reducir gradualmente tu medicamento en vez de detenerlo abruptamente.

Riesgo de suicidio

Una preocupación que ha surgido del uso de antidepresivos en niños y adolescentes es un mayor riesgo de pensamientos suicidios e intentos de suicidio o suicidios después de iniciar con los medicamentos. Aunque hay algo de controversia alrededor de este tema, los SSRI deben evitarse o usarse con precaución en niños y adolescentes. Lexapro no es aprobado por la FDA para su uso en niños menores de 12 años. Los estudios de investigación indican que Lexapro no está asociado con un riesgo incrementado de suicidio en adultos. Al contrario, normalmente el Lexapro reduce los pensamientos suicidas en adultos poco tiempo después de que comienzan el tratamiento. El Lexapro es un medicamento seguro y eficaz para la mayoría de las personas. Tu médico determinará si es adecuado para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por alfredo romero mariscal borbolla