Seguridad del bebé bajo el sol en la playa

Mantén a tu bebé fresco, hidratado y protegido de los rayos del sol en un día caluroso de playa. Antes de tu siguiente viaje hacia la costa o al lago, pregunta al pediatra de tu bebé sobre usar protector solar y darle líquido extra. Empaca tu propia sombra y la ropa correcta para asegurar que estás bien equipado para disfrutar tu día de mar, arena y diversión bajo el sol.

Riesgo

Todos tenemos riesgo de deshidratación si se pierden demasiados fluidos bajo el sol y el calor. Los bebés son particularmente vulnerables, dice la Clínica Mayo, debido a que sus cuerpos más pequeños necesitan mayor carga de agua y electrolitos. Tu pequeño puede quemarse más rápidamente con el sol que tú debido a que su piel es más delicada y delgada. Puedes no darte cuenta que tu bebé se está sobre-calentando o que su piel se ha irritado hasta que te lo haga saber con llantos o quejas, y puede ser demasiado tarde para prevenir la quemadura por el sol. La Skin Cancer Foundation reporta que basta con una quemadura en niños para que doble el riesgo de tu bebé de desarrollar melanoma después.

Protección

Mantén a tu bebé alejado de la luz solar directa, si es posible. Toma una sombrilla o carpa de playa, también usa un sombrero de ala ancha y gafas solares de bebé para cualquier tiempo fuera de la sombra. Protege su piel con un traje de baño y protector fuerte, o con un traje de surf que cubre los brazos y las piernas. Busca trajes de baño fabricados con materiales que ofrezcan protección UV. Cuando el bebé tiene más de seis meses de edad, puedes comenzar a usar protector solar, pero asegúrate de usar uno fabricado para uso en bebés. Sigue las indicaciones de la botella y deshecha el protector solar cuando ha pasado la fecha de expiración. Muchos líquidos asegurarán que tu bebé se mantenga fresco y bien hidratado.

Protector solar

La American Academy of Dermatology (AAD según sus siglas en inglés) informa que cualquier persona puede contraer cáncer de piel y que muchos cánceres de piel se pueden prevenir mediante la protección de la piel contra el sol. La AAD desaconseja protector solar para bebés menores de 6 meses, recomendando que los niños dentro este grupo de edad estén alejados del sol completamente o sean cubiertos cuando estén expuestos. Los bebés tienen la piel más delgada que los adultos, dice la U.S. Food and Drug Adminsitration, así que su piel puede absorber con mayor facilidad los ingredientes químicos activos del protector solar. Una vez que tu bebé llegue a los 6 meses y comiences a aplicarle protector, hazlo sólo en aquellas zonas de piel no cubiertas por el traje de baño, las gafas de sol o su ropa. Usa un producto de amplio espectro, resistente al agua que tenga al menos FPS de 30, recomienda la AAD.

Quemadura solar

Las quemaduras de sol ocurren en tan solo 15 minutos, establece Kids Health. La piel ligeramente quemada por el sol es roja, caliente al tacto, dolorosa y da comezón, añade Kids Health; sin embargo, la hinchazón, ampollas, y náuseas son signos de quemadura severa. AAD establece que las ampollas indican quemadura de segundo grado. Si notas que tu bebé comienza a quemarse, quítalo del sol inmediatamente. Busca atención médica inmediata para signos de quemadura severa, incluyendo ampollas o signos de deshidratación. Los signos de que tu bebé está deshidratado incluyen letargo, respiración o latido cardiaco rápidos, pocas o ninguna lágrima al llorar, piel seca o fiebre, establece la Clínica Mayo.

Más galerías de fotos



Escrito por christy ayala | Traducido por arcelia gutiérrez