Seguridad de una cuna de bebés

Los moisés son una alternativa popular a las cunas, cuando el bebé es menor y los padres quieren que el niño duerma en la misma habitación que ellos. En la búsqueda de una moisés adecuado, debes saber que no todas son fabricadas igual. Algunas violan las normas de seguridad y no son buenas opciones para tu pequeño. Cuando traes a casa el moisés, sigue las reglas de seguridad estrictas para asegurar que cuando pones a tu bebé a dormir, lo hace de una manera segura y cómoda. La seguridad del moisés no es un tema para tomar a la ligera para los nuevos padres.

Móviles y accesorios

Los moisés a menudo vienen con accesorios, canciones de cuna y móviles para ayudar a calmar a tu bebé al dormir. Ten cuidado con el riesgo de seguridad que estos podría suponer para tu hijo. Nunca utilices ningún tipo de traba que deje los juguetes o las cadenas colgando sobre la cuna, ya que podrían ser un peligro de estrangulación. "Consumer Reports", recomienda que siempre coloques los accesorios fuera del alcance del bebé, que sean sólo para mirar.

Mantas

Aunque te puede parecer que tu bebé siento frío acostado en su moisés, nunca se deben utilizar mantas o almohadas en el mismo. En un pequeño ambiente cerrado, éstas podrían convertirse en un peligro de asfixia. En lugar de añadir mantas, ponle pijamas. Nunca pongas nada que no venga con el moisés originalmente.

Posiciones para dormir

Cuando se utiliza un moisés, siempre hay que colocar al bebé sobre su espalda para dormir, según la American Association of Pediatrics (AAP). Esta es la posición que tiene menos probabilidades de causar el Síndrome de Muerte Súbita del Lactante. Algunos padres pueden pensar que si su hijo está en su habitación, pueden colocarlo boca abajo para dormir. No es así, según la AAP. No importa dónde está el bebé, debe estar acostado sobre su espalda. Un moisés no es diferente de una cuna normal en cuanto a las posiciones para dormir.

Normas de seguridad de la moisés

La Consumer Product Safety Commission de Estados Unidos. (CPSC) establece ciertas normas que debe tener cada moisés. Un moisés debe tener un colchón firme para que el bebé pueda dormir. La sábana que cubre el colchón debe caber perfectamente en el colchón. Los bordes del moisés deben estar hechos de un material transpirable, malla de preferencia, por lo que si tu hijo rueda en la noche, no termine asfixiado al presionar su boca contra los bordes del moisés. Tu hijo sólo debe dormir en un moisés hasta que tenga edad suficiente para darse la vuelta por sí mismo, luego debe ser trasladado a un moisés de tamaño completo. Toma nota de las recomendaciones del fabricante para los requisitos de tamaño de modo que puedes estar seguro de que tu bebé está a salvo.

Advertencias de la CPSC

Algunos moisés no son seguros para todos los bebés. En 2008, la CPSC pidió el retiro de todas las cunas Simplicity que tenían un módulo desplegable para compartir el colchón. Este módulo estaba sujeto por una barra de metal. Cuando los niños se deslizaban fuera de la cuna, eran capturados por la barra y estrangulados hasta la muerte. La CPSC señala que cualquier cuna con partes en movimiento puede ser un peligro para tu bebé, y que no compres un Simplicity Co-Sleeping Bassinet.

Heredar un moisés

Por desgracia, puede que quieras usar un moisés que hayas usado de bebé, o uno que haya estado en tu familia, los moisés fabricados hace más de 5 años antes del nacimiento de tu bebé no se ajustan a las normas de seguridad y no son seguros para hacer dormir a tu bebé. Usa el moisés heredado para mantener los juguetes y compra uno nuevo para dormir.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por joaquín di toma