Seguridad de la crema de karité

La crema de karité es muy usada en la industria de los cosméticos. Formalmente conocida como butyrospermum parkii, la crema de karité es un aceite graso derivado del árbol africano de nueces. Mientras que la crema de karité generalmente es reconocida por la Food and Drug Administration (FDA) como un producto seguro, otros derivados e ingredientes relacionados se consideran dañinos. Por lo mismo, puede que tu piel pueda reaccionar diferente al resto de los usuarios. Utiliza los productos de karité con cuidado y llama a un dermatólogo si te produce erupciones o irritaciones en la piel.

Hechos de la crema de karité

Conocida por sus efectos suavizantes sobre la piel, la crema de karité a incrementado su popularidad en las últimas décadas. El aceite ha sido usado en las zonas indígenas de África por siglos para diferentes cosas, incluyendo cocinar. Con su espesa textura, la crema de karité puede unirse a las células secas de la piel o el cabello para ayudarlo a balancear los aceites naturales del cuerpo. También contiene propiedades desinflamatorias que hacen de estos productos los favoritos de las personas con piel seca. La industria cosmética también ha utilizado las cualidades impermeables del ingrediente para crear una gama de productos, incluyendo lociones, jabones, cremas para el cabello y labiales.

Uso seguro

La crema de karité es uno de los aceites más seguros porque está basado en grasa. Medline Plus recomienda el aceite de karité en lugar de otros jabones y limpiadores durante los meses de invierno, así como para cualquiera que necesite humectación extra en la piel. Como con cualquier producto nuevo, debes de considerar probarlo en pequeñas porciones de la piel para ver la reacción. La crema de karité y los productos relacionados no deben entrar en contacto con los ojos.

A considerar

La crema de karité pura es considerada segura para muchos consumidores. El problema radica en los otros ingredientes que puede contener. Por ejemplo, muchos jabones de karité contienen alcohol y formaldehído. Estos ingredientes no sólo afectan directamente las cualidades suavizantes y humectantes del karité, sino que también pueden ocasionar problemas en pieles secas. Lee las etiquetas detenidamente para detectar ingredientes dañinos. También, considera buscar productos que contengan principalmente karité, ya que éstos serán lo que contengan un alto porcentaje de los aceites hidratantes.

Advertencias

Aunque sea algo poco común, la crema de karité puede causar alergias. Llama a un doctor inmediatamente si experimentas picazón, erupciones o ronchas. Deja de usar el producto inmediatamente y guarda la etiqueta para mostrársela a tu dermatólogo. Una reacción severa puede ser motivo de queja ante la FDA; no obstante, la agencia no regula los cosméticos de la misma forma que lo hace con los alimentos, así que es mejor usar marcas desconocidas con cuidado.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por mariana perez