La seguridad en el consumo de bromelina

La bromelina es un extracto de enzimas de la piña que puede tener muchos beneficios, incluyendo que ayuda a la digestión, reduce el dolor y la inflamación y la severidad de las infecciones, y tal vez también tenga un uso en la terapia contra el cáncer. Como sea, la bromelina podría tener algunos efectos secundarios, incluyendo reacciones alérgicas y la interacción adversa con ciertas prescripciones médicas. Consulta con tu doctor antes de usar cualquier suplemento nutritivo como la bromelina para tratar una condición médica.

Usos de la bromelina

Bromelina es el nombre general que se le da a una enzima obtenida del tallo y del fruto de la piña. Ha sido usada tradicionalmente en América central y del sur para tratar la indigestión, la diarrea y la inflamación de los intestinos. La osteoartritis es una condición degenerativa que afecta los tejido conectivos en las articulaciones de los huesos. De acuerdo con un artículo publicado en el año 2006 en el diario Clinical and Experimental Rheumatology (Reumatología clínica y experimental), las personas con osteoartritis en la cadera que llevaron una terapia combinada tomando 180 mg de bromelina 3 veces al día durante 6 semanas experimentaron una disminución en el dolor de la cadera, en la rigidez y una mejora de la función física; pero se requiere de investigaciones adicionales para confirmar estos resultados. El potencial de la bromelina en la terapia contra el cáncer no ha sido evaluado en pruebas con seres humanos a larga escala. Como sea, la bromelina administrada directamente en el cuerpo aumentó la tasa de supervivencia en ratones que también habían sido inyectados con varios tipos de células cancerosas, según los autores de un artículo publicada en el año de 2007 en "Planta médica". Los autores sugieren que la bromelina pudo haber estimulado la función inmune para causar el efecto anti cáncer.

Efectos secundarios

La bromelina es un producto natural y la Administración de Alimentos y Drogas de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) considera su uso como ingrediente en la alimentación seguro. Sin embargo, la disponibilidad y uso de la bromelina como suplemento dietético no se encuentra bajo la regulación de la FDA. La nausea, el vomito y la diarrea son efectos secundarios leves del uso de la bromelina; otras posibles reacciones son: sarpullido, comezón, urticaria, opresión en la garganta y problemas para respirar. Las personas con alergia a la piñas no deben consumir bromelina y las personas con una alergia al pasto, el polen, las picaduras de abejas, el trigo, el apio, las zanahorias o el hinojo podrían tener un riesgo más alto de ser alérgicas a la bromelina.

Interacciones con los medicamentos

La bromelina inhibe la producción de una proteína llamada fibrina, la cual interviene en la coagulación de la sangre; por eso muchas mujeres pueden experimentar un sangrado más abundante en sus periodos menstruales mientras toman bromelina. Así mismo, la bromelina puede aumentar el riesgo de hemorragias cunado se toma en conjunto con medicamentos que adelgazan la sangre como la aspirina, la warfarina (Coumadin) o el clopidogrel ( Plavix). La bromelina puede aumentar la absorción de antibióticos en tu cuerpo; también puede aumentar la fuerza y la efectividad de los sedantes, incluyendo los barbituricos, los antidepresivos y el alcohol; así como las hierbas con un efecto sedativo como la valeriana, la kava y la netepa cataria (o hierba gatera).

Uso seguro de la bromelina

La Comisión de Alemania o Comisión E (un organismo de regulación similar a la FDA de Estados Unidos) recomienda una dosis segura para adultos de 80 a 230 mg tomados 2 a 3 veces al día, de acuerdo con un reporte del Centro Médico de la Universidad de Maryland acerca de cómo tomar la bromelina. Los autores de un artículo en 1996 de "Alternative Medicine Review" (Reseñas de alternativas médicas) sobre la bromelina recomiendan una dosis de 500 a 1.000 mg diariamente. El Centro Médico de la Universidad de Maryland aconseja que los niños y las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, además de las personas con hipertensión, daño en el hígado o enfermedad de los riñones, no consuman bromelina. De la misma manera, la bromelina no se recomienda por más de 8 a 10 días consecutivos; y las personas deben dejar de consumir la bromelina al menos 2 semanas antes de una cirugía programada para minimizar el riesgo de hemorragias.

Más galerías de fotos



Escrito por michael r. peluso, ph.d. | Traducido por maria del rocio canales