La seguridad en la cirugía cosmética

La cirugía cosmética puede hacerte sentir mejor respecto de tu apariencia, pero el proceso es mucho más complejo que el de buscar tratamientos anti-envejecimiento en una tienda. Por lo general, estos procedimientos se realizan en los pechos, el abdomen, el rostro, los ojos y las orejas. También denominada cirugía plástica, los procedimientos cosméticos, si se los realiza de manera incorrecta y sin la debida preparación, cargan con el potencial de ocasionar efectos secundarios. Desde encontrar a un cirujano de buena reputación hasta realizar cambios en tu estilo de vida, existen muchos factores a tener en cuenta antes de pasar por el bisturí.

Tendencias en los procedimientos

Según cuál sea el procedimiento, un cirujano puede hacer uso de uno o de una combinación de cortes, láseres, implantes y liposucción. "Allure" señala que determinadas prácticas pueden parecer avanzadas desde el punto de vista científico, pero no han sido aprobadas por la FDA. Un ejemplo de esto es el lifting facial con células madres, que utiliza la inyección de células madres para lograr una apariencia más rellena. Antes de optar por la cirugía, ten en cuenta si el procedimiento al que estás por someterte es realmente efectivo o simplemente una moda.

Cirujanos de buena reputación

Los candidatos a la cirugía plástica con frecuencia se encuentran con muchas opciones cuando se trata de encontrar a un profesional. Lamentablemente, no todos los cirujanos cosméticos son iguales. Algunos profesionales tienen más experiencias en procedimientos específicos, mientras otros ni siquiera cuentan con una certificación. Antes de pedir una cita, asegúrate de hacer averiguaciones sobre los antecedentes del profesional médico. Por ejemplo, la American Society of Plastic Surgeons recomienda elegir únicamente a profesionales que sean miembros de dicha organización. De este modo sabrás que el cirujano está certificado y que ha completado por lo menos dos años de formación en cirugía plástica. Además, podrías optar por un cirujano con la mayor cantidad de años de experiencia en los procedimientos específicos que estás buscando.

Consideraciones respecto del estilo de vida

Si bien encontrar al cirujano adecuado y las instalaciones médicas seguras pueden ocupar el primer lugar de tu búsqueda, deberás considerar también si la cirugía cosmética es segura sobre la base de tu estilo de vida. Un cirujano plástico podría considerar que no eres un buen candidato para una práctica si tienen una determinada condición médica o si tienes hábitos insalubres en tu estilo de vida. Ejemplos de esto serían obesidad, fumar, consumir alcohol, exponerte frecuentemente al sol, determinadas medicaciones y fluctuaciones de peso. Debes ser sincero respecto de tu estilo de vida actual. El cirujano puede sugerirte que prepares tu cuerpo para el tipo de práctica que estás buscando.

Advertencia

Los cirujanos cosméticos respetados hacen todo lo que está a su alcance para garantizar la seguridad de los pacientes antes, durante y después de la cirugía plástica. Aun así, someterse a la cirugía nunca está libre de riesgos. Los efectos pueden ser tan menores como una infección, mientras que otros pacientes pueden tener problemas de cicatrización y accidentes quirúrgicos. La mejor manera de reducir tu riesgo de efectos secundarios es ponerte únicamente en manos de un cirujano experimentado y respetable a quien pongas al tanto de tu historia clínica.

Más galerías de fotos



Escrito por kristeen cherney | Traducido por irene cudich