Seguridad en las bolsas para dormir

Los sacos de dormir para bebé son un cruce entre un vestido y una manta. Comienzan como una camiseta sin mangas en la parte de arriba y continúan casi como un vestido en la parte inferior, pero están completamente cerrados. Tienen un cierre al frente, lo que crea un saco de dormir acogedor para el bebé. Estos mejoran la seguridad de los recién nacidos que duermen en ellos, lo que reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita, pero los padres deben usarlos correctamente para evitar otros riesgos, como el sobrecalentamiento o ahogarse con el cierre.

Ventajas de las bolsas de dormir

El estar arropados, ayuda a muchos recién nacidos a sentirse cómodos y seguros, ayudándoles a dormir mejor. A medida que los bebés crecen, pueden resistirse a ser envueltos. Algunos padres dicen que una bolsa de dormir ayuda a que su bebé se sienta seguro y al mismo tiempo le da más espacio para mover sus brazos y piernas. Las bolsas de dormir pueden ayudarlos a dormir mejor por las noches y facilitar su transición a no dormir envueltos. Las bolsas de dormir también ayudan a mantenerlos calientitos durante la noche, a diferencia de una manta, que puede ser pateada o enrollarse alrededor de las piernas o el abdomen del bebé.

Asfixia y Síndrome de Muerte Súbita Infantil (SIDS)

Los bebés necesitan permanecer calientes mientras duermen, pero las mantas y otra ropa de cama suelta puede aumentar el riesgo de SIDS y asfixia. Las bolsas de dormir mantienen a los bebés calientes sin el riesgo de que la tela pueda cubrir sus caras o amontonarse alrededor de sus vías respiratorias, dificultando su respiración. Las dificultades respiratorias son una de las causas del SIDS, y las bolsas de dormir pueden ayudar a reducir el riesgo.

Preocupaciones sobre el sobrecalentamiento

El sobrecalentamiento es otro factor de riesgo del SIDS. Las mantas y bolsas de dormir pueden causar un sobrecalentamiento si no se utilizan correctamente. Muchas de ellas están hechas de lana o poliéster para mantener a los bebés calientes. Los padres deben vestirlos con ropa ligera bajo el saco de dormir, dependiendo de la temperatura de la habitación. Cuando el interior está muy caliente, los padres pueden necesitan vestirlos con pijamas ligeras y elegir un saco de dormir liviano.

Cierres y adornos

Hay reportes de que algunos componentes de las bolsas de dormir han causado lesiones o presentan un riesgo de atragantamiento. Algunos padres informaron que el cierre de la Bolsa de Dormir de HALO quedó atrapado en los dientes de sus bebés, lo que provocó una lesión. Otros reportaron que el cierre se rompió en varios pedazos, que podrían haber sido un peligro de asfixia si el cierre hubiera estado en la boca del bebé cuando pasó. La Comisión para la Seguridad de los Productos del Consumidor (CPSC) retiró algunos modelos de la bolsa de dormir de HALO con adornos florales de satín rosa, porque que suponían un peligro de asfixia. Cuando elijas un saco de dormir, busca diseños sin adornos y que tengan cubiertas de Velcro sobre el cierre u otro tipo de broches.

Más galerías de fotos



Escrito por maria magher | Traducido por jorge escobar