Seguridad de los beta bloqueadores

Los antagonistas beta-adrenérgicos, comúnmente denominados beta bloqueadores, son un tipo de fármacos utilizados para el tratamiento de presión arterial elevada y otros problemas cardiovasculares. La utilización de estos fármacos es cada vez mayor y también se pueden recetar para el tratamiento del hipertiroidismo, ansiedad, glaucoma y otras enfermedades. Una sobredosis de beta bloqueadores puede provocar síntomas cardíacos y respiratorios graves.

Mecanismo de acción

La epinefrina, o adrenalina, y la norepinefrina son hormonas que transmiten las señales entre las células nerviosas. Los beta bloqueadores inhiben la acción de estos neurotransmisores al competir en los sitios receptores en el cuerpo, reduciendo sus efectos. Existen diversos tipos de beta receptores, y diversos fármacos que interactúan con diversos receptores. El bloqueo de los receptores beta1 reduce la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la fuera de la contracción cardíaca. El bloqueo de los receptores beta2 previene la relajación del músculo suave en el sistema respiratorio, digestivo y genitourinario. Los beta bloqueadores no selectivos, como propranolol (Inderal), afectan a todos estos sistemas. Los bloqueadores beta1, como atenolol (Tenormin) y metoprolol (Lopressor, Toprol), tienen un efecto más limitado.

Síntomas de toxicidad

Una sobredosis con beta bloqueadores conlleva a síntomas cardíacos graves, incluyendo una frecuencia cardíaca peligrosamente lenta e interrupciones en el ritmo cardíaco que, combinadas con la disminución de la presión arterial, pueden conllevar a un shock. También pueden provocar ataques de epilepsia y coma. Algunas personas pueden experimentar espasmos en sus vías respiratorias que interfieren con la respiración. Esto probablemente ocurra en personas con enfermedades bronquiales, como el asma. La mayoría de los casos de toxicidad en niños ocurren por la toma de una medicación para adultos. La mayoría de los casos de toxicidad en adultos ocurren debido a una sobredosis intencional o accidental de la medicación recetada.

Estadística de toxicidad

El informe anual del 2011 de American Association of Poison Control Centers' National Poison Data System (Asociación Americana de datos del Sistema Nacional de Toxicología de los Centros de Control de Envenenamiento) informó que hubo 10.485 exposiciones únicas a beta bloqueadores. Niños menores a 13 años representaron casi el 40 por ciento de esos casos. De la totalidad de ellos, 1.293 fueron sobredosis intencionales. Sólo menos del 40 por ciento de los pacientes expuestos buscaron tratamiento, con efectos moderados a graves en casi 900 casos. Se registraron nueve muertes a causa de intoxicación por beta bloqueadores en el 2011.

Seguridad y advertencias

La tolerancia a los beta bloqueadores correctamente recetados es buena, ya que el 5 por ciento o menos de los pacientes experimentan una presión arterial peligrosamente baja o una frecuencia cardíaca lenta, de acuerdo a un artículo publicado en el 2009 en "European Heart Journal" (Diario Europeo del corazón). Los beta bloqueadores no selectivos no se deben utilizar en personas con asma u otras enfermedades pulmonares. No dejes de consumir beta bloqueadores sin la indicación de un profesional de la salud, ya que la suspensión abrupta puede conllevar a ataques cardíacos u otros problemas cardíacos graves. Necesitarás modificar las dosis de estos fármacos lentamente. Mantén los beta bloqueadores fuera del alcance de los niños, a menos que se los hayan recetado a ellos.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie draus, nd | Traducido por florencia prieto