Seguridad para bebés en los columpios

A los bebés a menudo les encanta pasar tiempo en un columpio para bebé, y los nuevos padres disfrutan de ser capaces de poner a su pequeño en un columpio en el que pueda entretenerse mientras que ellos hacen quehaceres. Estos columpios, que cuentan con un asiento colgante sostenido por un marco, por lo general se alimentan por una batería y a veces tienen características añadidas, como música o juguetes que cuelgan para que el bebé pueda jugar. Sin embargo, los padres deben estar al tanto de algunas cuestiones de seguridad de los columpios infantiles antes de usar uno. Mientras que estas cuestiones sean tratadas, los columpios infantiles generalmente son considerados seguros para los bebés.

Eligiendo un columpio

Al escoger un columpio para bebés, los padres siempre deben comprar un modelo más nuevo, no uno de las variedades más antiguas de cuerda, que no siguen las normas de seguridad actuales. Mantente al tanto de retiros de los productos, ya que se podrían haber descubierto defectos peligrosos en modelos particulares después de la fabricación.

Arnés de seguridad

Un columpio para bebés seguro siempre debe tener un arnés de seguridad para mantener al bebé en el columpio. Hay algunos tipos, incluyendo los de tres y cinco puntos de arneses. Un arnés de tres puntos abrocha al bebé en la cintura a un colgajo que aparece entre las piernas. Un arnés de cinco puntos, que añade correas sobre los hombros, es una opción más segura.

Ubicación del columpio

Donde decidas colocar el columpio puede ser un problema de seguridad. Los columpios siempre deben fijarse en el suelo, no en una superficie elevada, alzar el columpio aumenta el riesgo de que pudiera caerse y lastimar al bebé. El columpio también se debe mantener en un lugar donde sea fácil para un adulto cuidar al bebé mientras se balancea. Los padres nunca deben dejar a un bebé desatendido mientras se balancea.

Edad apropiada

Presta atención a los requisitos de edad o tamaño del columpio que compres. La mayoría de los columpios infantiles son apropiados para los bebés menores de 25 a 30 libras. Los bebés más grandes pueden caerse del columpio porque el arnés de seguridad ya no les quedara. Los columpios también son inapropiados para los bebés con edad suficiente para moverse o salirse, sin importar el tamaño. Si tu bebé comienza a presentar este comportamiento, debes dejar de utilizar el columpio.

Recién nacidos

Ten cuidado al poner a un recién nacido en un columpio. Los columpios apropiados para los bebés que aún no han desarrollado un buen control del cuello deben tener la opción de reclinarse para que la cabeza del niño no se caiga y bloquee sus vías respiratorias. Si la barbilla del bebé presiona contra su pecho, él puede llegar a ser incapaz de respirar y se puede asfixiar.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por ariadna delgado