¿Qué tan seguido debes hacer ejercicios de abdominales?

Si deseas tener un six-pack (abdominales marcados), podrías inclinarte a dedicar horas por día ejercitando tus abdominales. Sin embargo, esta no es una manera de desarrollar fuerza en los músculos. En lugar, necesitas descansar adecuadamente entre entrenamientos para ayudar a que tus músculos se recuperen. Ten en mente que si deseas un estómago acondicionado, necesitas hacer más que ejercicio puro. Debes también seguir una dieta controlada de calorías y participar frecuentemente en ejercicios cardiovasculares.

Frecuencia

Para los efectos ideales, dedica cerca de tres días por semana ejercitando los músculos abdominales. De acuerdo con el libro “Strength Training for Women” por Lori Incledon, es mejor esperar 48 horas entre ejercicios de abdominales. Este periodo de descanso le da a los músculos abdominales el tiempo para recuperarse, especialmente si los trabajaste hasta la fatiga. Sobre-utilizar los músculos lleva a lesiones y disminuye la efectividad de tus ejercicios de abdominales.

Tiempo

Dedica alrededor de 20 a 30 minutos en ejercicios de abdominales en cada sesión. Esto no quiere decir que debes sentarte en el suelo y hacer cientos de abdominales. En vez de ello, realiza una mezcla de ejercicios que se concentran en los músculos superiores e inferiores de tus abdominales. Incorpora sesiones de yoga o Pilates ya que ambas formas de ejercicio están dirigidas al cuerpo central.

Tipos

Comienza lento al trabajar las abdominales. Realiza de 10 a 15 repeticiones para cada ejercicio. Ejemplos de ejercicios a agregar a tu entrenamiento de rutina incluyen las reverse crunches (abdominales inversas), planks (ejercicio de plancha), pelvic lifts (levantamiento de pelvis), pelvic tilts (giro de pelvis) y trunk twists (giro de tronco). Puedes realizar estos ejercicios en casa y no requieren de la compra de equipos.

Consideraciones

Aunque puedes no obtener tu six-pack con tan sólo el ejercicio de abdominales, desarrollar la fuerza del centro tiene sus beneficios. Un centro fuerte mejora tu postura, reduce el riesgo de dolor de espalda baja y disminuye la probabilidad de lesiones a los músculos. Aunque los músculos abdominales no harán desaparecer la grasa, puede reducir la apariencia de la grasa y dar una apariencia más tonificada.

Más galerías de fotos



Escrito por heather topham wood | Traducido por glen boyd