Secretos para flotar en el agua

Flotar el agua suele ser lo primero que se aprende cuando comienzas las clases de natación, y podría ser la única cosa que salve tu vida si alguna vez quedas atrapado en aguas profundas durante algún período de tiempo prolongado. Patalear en el agua es una técnica que se utiliza para mantener tu cuerpo a flote y la cabeza por encima de la superficie para que puedas respirar. Conservar la energía y mantener la calma son factores clave a la hora de flotar en el agua.

Relajación

Cuando estás flotando en el agua en cualquier situación, es necesario mantenerte lo más relajado posible. La ansiedad hará que tus músculos se tensen y puede causar calambres u obstaculizar tu técnica. Siempre y cuando tu cabeza está cómodamente por encima del agua, respira profundamente y de manera uniforme y serás capaz de mantener tu posición por mucho tiempo.

Remo corto

El remo corto es una técnica que se utiliza con los brazos y las manos que ayuda a mantener el agua al nivel de los hombros. Mientras te encuentras en una posición vertical flotando en el agua, dobla los codos ligeramente y extiende tus brazos hacia los lados a la altura de los hombros. Gira tus palmas al frente en 45 grados y lleva los brazos hacia el frente, al mismo tiempo. Mueve las palmas de modo que ellas estén a 45 grados hacia la parte posterior cuando tus brazos estén a mitad de camino del frente. Continúa de esta manera para mantener la presión contra el agua y conservar tu cuerpo cerca de la superficie.

Pataleo

Mientras que estás moviendo tus brazos en un movimiento de remo corto, también debes mover las piernas. El pataleo es un movimiento útil de la pierna para diferentes estilos de natación, y para mantenerte a flote. Básicamente, es sólo una patada alternada con una pierna y luego la otra, en movimientos cortos con la punta de pie apuntando hacia el fondo de la piscina. Varía la velocidad de tu pataleo a medida que aprendes a cómo flotar en el agua, para encontrar la velocidad que mejor se adapte a tu tipo de cuerpo.

Coordinación

El ritmo y la coordinación de la parte superior e inferior de tu cuerpo son lo que realmente mantienen a la cabeza fuera del agua. Puedes tener el mejor pataleo y la técnica de remo corto más eficiente, pero si los movimientos no están coordinados te vas a hundir. La práctica de tu coordinación con un flotador de agua te dará un margen de error mientras aprendes. Envuelve este elemento alrededor de tu espalda de modo que los extremos se encuentran bajo tus axilas. Haz la técnica de remo corto y el pataleo a la vez hasta que puedas sentirte sostenido sin la ayuda del flotador. Con el tiempo, quítate el flotador, pero ten un salvavidas o un nadador fuerte cerca en caso de que necesites ayuda.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por luis alberto fuentes schwab