Secretos para un estómago plano

A veces, después de una dieta baja en calorías y realizar ejercicios abdominales no es suficiente para obtener o mantener un vientre plano. Las precondiciones genéticas y el estilo de vida juegan un papel en tu capacidad para aplanar tu abdomen. Aunque no puedes cambiar tus genes, puedes realizar cambios y modificaciones dietéticas específicas para tu programa de entrenamiento para acercarse más a un vientre plano.

Ejercicio inteligente

Hacer cientos de abdominales al día en sí mismos no dará como resultado un vientre plano. Estas fortalecen los músculos de los abdominales, que se encuentran debajo de la grasa del vientre. Para aplanar el estómago, se debe reducir la grasa total del cuerpo a través del ejercicio cardiovascular. Sigue al Colegio Americano de Medicina Deportiva para perder peso, haz ejercicio de al menos 60 minutos cinco veces por semana a una intensidad que aumenta el ritmo cardíaco y te hace sudar. Continúa realizando ejercicios abdominales para mantener los músculos apretados y listos para aparecer cuando se pierde el exceso de grasa. Trata de variar tu abdominal mediante el uso de un balón de estabilidad, la realización de pierna colgando plantea o incorpora movimientos de Pilates.

Incluye ciertos alimentos

Los granos enteros, productos lácteos y grasas monoinsaturadas han sido probados para ayudar a reducir la grasa alrededor del vientre. En una edición de 2008 de la revista American Journal of Clinical Nutrition, la investigadora Heather Katcher encontró que las personas que siguieron una dieta baja en calorías la cual contó con la ingesta de carbohidratos, principalmente granos enteros perdieron considerablemente más grasa abdominal que aquellos que comían los granos refinados. Un estudio australiano de la Universidad Curtin de Tecnología lanzado en octubre de 2009 mostró que los participantes que consumieron cinco porciones de productos lácteos bajos en grasa al día perdieron más peso en el vientre que los que comieron tres porciones por día . La grasa monoinsaturada , que se encuentra en las aceitunas , aceites vegetales y frutos secos , también previene la acumulación de grasa en el abdomen como se demostró en un estudio en el Cuidado de la Diabetes en el que once participantes comieron una dieta alta en carbohidratos, alta en grasas saturadas o alta en grasas monoinsaturadas. Los resultados , publicados en 2007 , encontraron que las grasas monoinsaturadas acumularon menos grasa en su abdomen y experimentaron una reversión de la resistencia a la insulina .

Excluir ciertos alimentos

Reduce el consumo de grasas saturadas, que se encuentran en las proteínas de origen animal, productos lácteos con toda su grasa y aceites de almendra de palma. Elimina las grasas trans por completo. Esta grasa artificial ayuda a aumentar la vida útil de algunos productos, en particular los alimentos de bocado, el aceite utilizado para freír la comida rápida y productos horneados pre-envasados. Los investigadores de la Wake Forest University School de Medicina reportaron en la revista La obesidad en 2007 que los monos que comían una dieta rica en grasas trans, pero no aumentaron en calorías, aumentaron de peso abdominal importante en el transcurso de seis años.

Relajarse

El estrés hace que el cuerpo produzca una hormona llamada cortisol, que contribuye a la acumulación de grasa en el vientre de acuerdo con un estudio publicado en la revista Medicina Psicosomática en 2000. Busca habilidades de autocontrol de estrés a través de prácticas de terapia, yoga o meditación. Esfuérzate por delegar más en el trabajo y el hogar. La falta de sueño también puede contribuir al estrés y exceso de comida, así que apaga la televisión una media hora más temprano de llegar a la cama.

Más galerías de fotos



Escrito por andrea cespedes | Traducido por cesar daniel gonzález ménez