Sauerkraut y sodio

El sauerkraut tiene algunos beneficios nutricionales impresionantes. No tiene grasa, tiene pocas calorías y es una buena fuente de fibra, hierro y vitaminas C y K. Como un producto naturalmente fermentado, también es probiótico. Las malas noticias son estas: el sauerkraut es tan alto en sodio que sólo debe ser disfrutado en pequeñas cantidades para evitar consumir una excesiva cantidad de sal.

Base fermentada

A veces se añaden sazonadores, pero el sauerkraut básico consiste en nada más que col y sal. Cuando la col cortada finamente se mezcla con sal y se deja reposar, la sal extrae el jugo rico en azúcar de la col. Con el tiempo, el jugo y el fermento de azúcar producen sauerkraut. El proceso de fermentación natural producen el tipo de bacterias vivas que son buenas para ti, así que el sauerkraut fresco es un probiótico. No sabrás cuántas bacterias saludables podrías ingerir, especialmente en pequeñas porciones. Sin embargo, los probióticos ayudan a las bacterias saludables en tu tracto gastrointestinal, mejoran tu sistema inmunológico y ayudan a sintetizar las vitaminas.

Bueno, malo y furtivo

El Centers for Disease Control and Prevention reporta que el 90% del sodio en una dieta típica proviene de los alimentos comprados en una tienda o restaurante. En otras palabras, ya está en la comida que compras y todo lo que puedes hacer es poner atención en la cantidad que hay dentro de la porción que comes. La ingesta diaria recomendada (1.500 miligramos) es suficiente para cumplir con el papel vital del sodio. Es esencial para que tus nervios y músculos trabajen apropiadamente, incluyendo tu músculo cardíaco, y regula la cantidad de agua en tu cuerpo. Cuando consumes demasiado sodio, tu cuerpo retiene agua, tu volumen de sangre aumenta y por lo tanto la presión sanguínea.

Tristes noticias sobre el sodio

Los alimentos bajos en sodio contienen menos de 140 mg de sodio por porción, mientras que los alimentos sin sodio deben tener menos de 5 mg por porción, señala la Colorado State University. Estos valores dan alguna perspectiva sobre el sodio en el sauerkraut. Un cuarto de taza de sauerkraut enlatado y colado tiene 235 mg de sodio y una porción de una taza salta hasta 939 mg. La cantidad más baja aporta el 16% de tu ingesta diaria de sodio, mientras que la porción más grande aporta el 63% de tu ingesta diaria. Ingerir tanto sodio de una pequeña parte de tu dieta diaria hace difícil, si no es que imposible, mantenerte en la cantidad de sodio recomendada para un día.

Reduce el peligro

Si preparas tu propio sauerkraut, no uces menos sal para reducir la cantidad de sodio en el producto final. La University of Alaska advierte que omitir sal podría resultar en col echada a perder en lugar de col fermentada. Escurrir el sauerkraut ayuda a bajar el contenido de sodio; el sauerkraut sin colar podría tener tanto como el doble de sodio, de acuerdo con la base de datos de nutrientes de la USDA. Reducirás el sodio aún más si enjuagas el sauerkraut bajo agua fría después de haberlo escurrido. El sauerkraut bajo en sodio podría cortar el total de sodio a la mitad, pero rebisa la etiqueta porque la cantidad de sodio varía dependiendo de la marca.

Más galerías de fotos



Escrito por sandi busch | Traducido por lou merino