Sarpullido en los muslos por los protectores de fútbol americano

Los sarpullidos causados por los protectores de fútbol americano pueden variar desde enrojecimiento de la piel causado por el roce hasta serias infecciones de la piel causadas por el SARM, o Staphylococcus aureus resistente a la meticilina. Dado que el fútbol americano es un deporte de contacto, a menudo es asociado con un alto índice de infecciones de la piel, ya que estas se pasan fácilmente de un atleta a otro a través del contacto directo. Aunque la mayoría de las causas no infecciosas por lo general se resuelven solas, consulta a tu médico si te preocupa el sarpullido, para que pueda diagnosticar y tratar la afección correctamente.

Miliaria

La miliaria es un tipo de sarpullido que se produce por el calor. Es causada por el bloqueo de los conductos ecrinos de la piel. Cuando esto ocurre, el sudor queda bloqueado en esos conductos, resultando en la formación de bultos rojos que pican. La miliaria está asociada con los ambientes calurosos, el ejercicio y el equipamiento deportivo que no permite que el sudor se evapore de la superficie de la piel. La mayoría de los casos de miliaria pueden ser tratados simplemente disminuyendo la transpiración. Los casos severos requieren tratamiento médico con esteroides para reducir la inflamación.

Excoriaciones en la piel

Las excoriaciones en la piel pueden ser causadas por la fricción entre la piel y los protectores o incluso entre la parte interna de tus muslos. Con el tiempo, esta fricción repetida cobra un aspecto rojo e irritado que algunas veces causa sangrado. La excoriación se puede prevenir fácilmente aplicando vaselina o un bálsamo lubricante en las zonas de fricción antes de jugar fútbol. También pueden ser necesarias aplicaciones frecuentes de vaselina mientras estás jugando.

Infecciones en la piel

Las infecciones en la piel son preponderantes entre los atletas que participan en deportes que implican contacto directo como el fútbol. Según el Minnesota Department of Health Fact Sheet, el 10 por ciento de los atletas en las bandas son apartados del juego debido a algún tipo de infección de la piel, Los culpables detrás de estas infecciones son múltiples cepas de bacterias, hongos o virus. La más seria de estas infecciones, y tal vez la más conocida es el SARM. El dermatólogo Dr. Brian Adams de la University of Cincinnati School of Medicine comenta que los brotes de SARM se producen con más frecuencia entre los jugadores de fútbol debido a los factores de riesgo como cortes en la piel y contacto directo piel con piel. Otras infecciones comunes de la piel asociadas con los atletas incluyen impétigo, molusco contagioso, herpes simple, tiña y tiña crural.

Acné mecánico

El acné mecánico es un tipo de acné que comunmente se produce en atletas y es causado por el sudor excesivo, la oclusión, la presión o la fricción de la piel. En los jugadores de fútbol, esto puede ocurrir por los protectores y los uniformes ajustados, los cascos, las correas y los frenos. El acné mecánico puede distinguirse de otros sarpullidos por el aspecto de espinillas, pústulas o pequeños bultos rojos con o sin pus en la zona de la piel expuesta al equipo deportivo o ropa ajustados. El acné mecánico se puede tratar y prevenir duchándote inmediatamente luego de jugar fútbol y usando ropa de algodón debajo del uniforme. La ropa de algodón ayuda a absorber el sudor y minimiza la fricción entre la piel y los protectores. Cuando te duches, deberías usar un jabón corporal que contenga ácido salicílico, que limpia la suciedad y el aceite y destapa los poros.

Cuándo consultar al médico

Consulta a tu médico si tienes señales o síntomas de una infección como un sarpullido que está inflamado, rojo, caliente al tacto, drena líquido o si tienes fiebre, escalofríos o sudores. No se debe permitir a los atletas con un sarpullido que drene líquidos participar en prácticas o juegos hasta que la afección se haya resuelto.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly rienecke | Traducido por maria eugenia gonzalez