¿Por qué la sandía es buena para la presión arterial?

La sandía es una fruta que es parte de la familia de la calabaza y el pepino. Varían en tamaño, forma y color, pero la mayoría tienen carne roja y gruesas cortezas verdes que a menudo son manchadas o rayadas. Las sandías son una fuente concentrada de antioxidantes y aminoácidos, nutrientes poderosos que juegan algún papel en la reducción de la presión arterial, de acuerdo con U.S. Department of Agriculture.

Nutrientes

Las sandías están llenas de muchos nutrientes que combaten la enfermedad, como las vitaminas C y A, el antioxidante licopeno y el aminoácido citrulina. Las sandías también son una buena fuente de otros nutrientes importantes como el potasio, la vitamina B6 y fibra. Esta fruta es jugosa y delicadamente dulce. En un día cálido de verano, la sandía puede ser muy refrescante. Contiene 92 por ciento de agua y 8 por ciento de azúcar. El licopeno se ha demostrado que reduce la presión de la sangre en tratamientos a corto plazo.

El papel emergente de la citrulina

La citrulina se utiliza para hacer otro aminoácido, la arginina, que es responsable de la eliminación de amoníaco del cuerpo y la regulación del tono vascular y la presión arterial saludable. Las sandías tienen niveles excepcionalmente altos del aminoácido citrulina. Los investigadores del USDA encontraron niveles elevados de arginina en plasma en voluntarios que ingirieron cantidades variables de jugo de sandía concentrado, determinando que la citrulina es fácilmente utilizable y abundantemente almacenada en el cuerpo, según un estudio de 2007 publicado en la revista "Nutrition". Los investigadores del USDA actualmente están encontrando maneras de extraer la citrulina de la sandía y evaluar la arginina como un posible tratamiento para la presión arterial alta.

Investigación adicional

Estudios adicionales se han puesto en marcha para estudiar los efectos de los aminoácidos citrulina y arginina sobre la presión arterial. La evidencia de un estudio piloto de 2010 en el "American Journal of Hypertension", sugiere que la sandía puede ser un arma natural eficaz contra la prehipertensión. Investigadores de Florida State University administraron 6 g de extracto de sandía durante seis semanas a nueve sujetos prehipertensos. Ellos descubrieron que la función arterial mejoró y la presión arterial aórtica en consecuencia se redujo en nueve personas.

Precaución

Aunque la sandía contiene abundantes antioxidantes que juegan un papel en la lucha contra los radicales libres que destruyen las células sanas en el cuerpo causando enfermedades, el consumo de esta fruta no debe sustituir el tratamiento médico para la presión arterial alta. Se necesita investigación adicional para confirmar los beneficios para la salud a largo plazo de los nutrientes licopeno, la citrulina y arginina sobre la presión arterial. La sandía es un alimento funcional que debe ser parte de una dieta nutritiva. Habla con un dietista o médico para obtener más información sobre la dieta y la reducción de riesgos de enfermedad.

Más galerías de fotos



Escrito por charmaine jones | Traducido por verónica sánchez fang