Cómo sancionar la mala conducta de los niños delante de sus abuelos

Disciplinar a tu hijo delante de sus abuelos a veces es necesario. Como padre, podrías preguntarte cómo se supone que debes castigar adecuadamente a tu hijo mientras mantienes una actitud calmada y evitas una crisis cuando tus padres o tus suegros están observando. Por desgracia, tus hijos probablemente no son perfectos, lo que significa que esta situación puede llegar a convertirse en realidad de vez en cuando. Es importante ser consistente al no permitir que se salgan con la suya al romper las reglas simplemente porque sus abuelos están presentes.

Nivel de dificultad:
Moderado

Instrucciones

  1. Retira a tu hijo de la situación y hacia un lugar privado para castigarlo, aconseja la Dra. Katharine C. Kersey, profesora de educación de la primera infancia en Old Dominion University en Virginia, así como autora de varios libros para padres y una lista de "101 principios positivos de disciplina". Esto se conoce como la "ley de privacidad", que indica que no debes avergonzar a tus hijos delante de sus abuelos cuando se portan mal, castigándolo a la vista de todos. La lección es menos eficaz cuando se nubla de vergüenza.

  2. Habla con tu hijo acerca de su comportamiento y pregúntale por qué se comportaba de la manera que lo hizo delante tuyo y de sus abuelos. Escúchalo mientras ella explica su razonamiento detrás de su comportamiento. Asegúrate de que ella sepa que no estás enojada con ella, sino que sus acciones fueron lo que te hicieron enfadar.

  3. Impón una consecuencia a corto plazo, informa la American Academy of Pediatrics. Tu hijo tiene más posibilidades de aprender una lección con un castigo a corto plazo que con uno a largo plazo. Por ejemplo, si tu hijo se porta mal delante de los demás, llévalo a un lado y pon en práctica una consecuencia a corto plazo, tales como no poder ver la televisión por el resto del fin de semana en lugar de una semana completa.

  4. Asegúrate de que el castigo no castigue a todos en la familia. El castigo que impondrás a tu hijo por su mal comportamiento debe afectarle sólo a él. Puesto que estás con tus padres o suegros compartiendo un tiempo familiar, no castigues a todos sacando a tu hijo de la diversión y volviendo a casa. Encuentra un castigo que tú y el resto de tu familia no se vean afectados. En su lugar, elige uno que sólo afecte a tu hijo, tales como permanecer en la reunión familiar, pero diciéndole que no comerá postre o que no se le permitirá jugar a los videojuegos una vez que lleguen a casa.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por enrique pereira vivas