Cómo sanar las orejas estiradas infectadas

Estirar el lóbulo de tu oreja puede significar tener que lidiar con una infección. Dr. Michael Hall, un médico de familia del DuBois Regional Medical Center en DuBois, Pensilvania, señala que los pacientes que se estiran las orejas a menudo experimentan infecciones al aumentar el calibre demasiado rápido, tener una atención inadecuada mientras se recupera la oreja o experimentar una técnica de penetración indebida. Si se presenta una infección en la oreja estirada, es posible que necesites un antibiótico para curarla, pero por lo general se puede tratar en casa sin contactar a un médico.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Taza
  • Sal marina o sal de Epsom
  • Agua
  • Ungüento de antibiótico triple
  • Jabón

Instrucciones

  1. Lávate las manos con agua tibia y jabón durante al menos 15 segundos.

  2. Retira el expansor de tu oreja.

  3. Llena una taza pequeña con agua tibia. El agua del grifo funciona bien, pero el agua destilada puede proporcionar resultados más rápidos.

  4. Añade una pizca de sal de Epsom o sal de mar al agua de la taza.

  5. Remoja la oreja en la solución de agua salada de 10 a 15 minutos, dos o tres veces al día.

  6. Aplica un ungüento de antibiótico triple a la oreja después de cada vez que la remojas.

  7. Limpia el expansor utilizando agua y jabón.

  8. Coloca un expansor de tamaño más pequeño en tu oreja. Por ejemplo, si tienes una infección usando un expansor de 4 mm, coloca un expansor de 2 mm. Deja el más pequeño hasta que la infección se cure por completo.

  9. Consulta a tu médico si la infección no presenta mejoría en 48 a 72 horas.

Consejos y advertencias

  • Coloca una compresa caliente en tus orejas estiradas infectadas para ayudar a aliviar la inflamación y la hinchazón.
  • Comienza a tratar la infección al primer signo de sangre, hinchazón, pus o supuración maloliente.
  • Evita las infecciones sólo aumentando una talla de expansor de cada cuatro a seis semanas, limpia tus manos antes de tocarte los oídos, pide a un profesional que inicie el estiramiento y la limpieza de tu agujero estirado y del expansor, una o dos veces al día.
  • El yodo en la sal de mesa puede aumentar la irritación de la oreja, lo que hace que la infección empeore.
  • No utilices alcohol o peróxido para tratar tu oído infectado, debido a que estas sustancias pueden empeorar la infección al lesionar el tejido alrededor de la parte estirada de la oreja o, posiblemente causando una quemadura química.
  • Evita colocar un expansor de madera en tu oído, ya que puede absorber las bacterias del oído, prolongando la infección.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly wonderly | Traducido por daniela fedorov