Cómo sanar los labios agrietados durante el embarazo

Varias mujeres leen acerca de varios síntomas del embarazo tan pronto aparece la primera prueba de embarazo positiva. Aun así, un padecimiento del embarazo que toma a varias mujeres por sorpresa son los labios agrietados. A principios del embarazo, los labios agrietados pueden indicar que no estás consumiendo suficientes fluidos. A finales del embarazo, el exceso de flujo sanguíneo en las fosas nasales causa que varias mujeres respiren a través de sus bocas, lo que reseca los labios. Aliviar el dolor y la irritación de los labios agrietados durante el embarazo requiere más cuidado y tiempo.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Pepino (cucumber)
  • Producto hidratante para labios con cera de abeja o aceite de soya orgánico
  • Aerosol salino nasal (opcional)
  • Azúcar moreno
  • Agua
  • Cepillo de dientes de cerdas suaves

Instrucciones

  1. Controla tu insumo de agua para asegurarte de que estés consumiendo por lo menos 65 onzas de agua al día. Si estás consumiendo menos de esta cantidad, el bebé absorberá la humedad de tu cuerpo, causando piel seca y labios agrietados.

  2. Corta un pepino en rodajas finas y frótalas sobre tus labios para ayudar a aliviarlos. Deja que el jugo del pepino se seque naturalmente sin limpiarlo o lamerlo.

  3. Aplica un producto hidratante para labios que contenga cera de abeja o aceite de soya orgánico natural, tres a cuatro veces al día. Estos productos ayudan a atrapar la humedad, mientras alivian la resequedad. Siempre aplícate el producto cada vez que salgas, especialmente durante los meses secos de invierno.

  4. Evalúa tu respiración para determinar si inhalas aire a través de tu boca en lugar de tu nariz. Si es así, quizá tengas congestionadas las fosas nasales. Trata la constipación con un aerosol salino nasal, el cual te permitirá respirar nuevamente a través de tu nariz.

  5. Exfolia las células de piel muerta suavemente utilizando 1 cucharadita de azúcar moreno y suficiente agua para formar la pasta. Masajéalo sobre tus labios con un cepillo de dientes de cerdas suaves y con poca presión. Enjuaga tus labios con agua, sécalos y aplica inmediatamente el producto hidratante para labios.

Más galerías de fotos



Escrito por kimberly johnson | Traducido por alejandra rojas