Cómo sanar un dolor de cabeza provocado por levantar pesas

El levantamiento de pesas puede aumentar la masa muscular, el apoyo a la densidad ósea y proporcionar una serie de otros beneficios importantes para el mantenimiento de una buena salud. Lamentablemente, algunas personas pueden desarrollar un dolor de cabeza mientras levantan pesas (a menudo como resultado de la deshidratación y de niveles de presión arterial elevados). Las personas que deseen curarse un dolor de cabeza mientras se produce el levantamiento de pesas deben considerar el beber mucha agua, respirar correctamente, conseguir algo de ayuda y realizar estiramientos del cuello. Aunque estas técnicas son a menudo exitosas en el tratamiento del dolor de cabeza, no se garantizan los resultados.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Agua

Instrucciones

  1. Toma al menos ocho onzas de líquido por cada treinta minutos de ejercicio.

    Toma al menos ocho onzas de líquido por cada treinta minutos de ejercicio, para así mantener la hidratación y curar los dolores de cabeza. De acuerdo con el American Council on Exercise, la deshidratación es una causa común subyacente para el desarrollo de los dolores de cabeza; esto se produce no sólo mientras levantas pesas, sino durante cualquier actividad. Tu cuerpo requiere cantidades específicas de fluido, y en cuanto estos fluidos se pierden por ejemplo, durante la sudoración asociada con el levantamiento de pesas, la deshidratación puede comenzar a golpear. Cuando esto sucede, tu cuerpo está tratando de proporcionar una señal física para que bebas más agua, lo que lleva a la hidratación de nuevo a los niveles adecuados

  2. Además, inhala a medida que lo bajas.

    Respira de manera adecuada durante tu participación en una rutina de entrenamiento de fuerza. El ACE Personal Trainer Manual informa que el no respirar correctamente durante un levantamiento de pesas puede elevar la presión arterial a un nivel considerable, que a menudo conduce al desarrollo de fuertes dolores de cabeza. Y si bien el levantamiento de pesas puede tener una serie de beneficios importantes para tu cuerpo cuando se lo realiza correctamente, los riesgos son bastante graves. Para evitar que esto ocurra asegúrate de exhalar mientras levantas el peso, lo que también se conoce como la parte del ejercicio de la contracción muscular. Además, inhala a medida que lo bajas.

  3. Obtener un poco de aire fresco.

    Obtén un poco de aire fresco. En muchos casos, los gimnasios y las salas de entrenamiento están llenos de gente que suda mucho, lo que implica que no sea una sorpresa que los olores puedan comenzar a acumularse. Para aquellos que tienen una tolerancia excepcionalmente sensible a las fragancias, esto puede resultar en el desarrollo de dolores de cabeza. En muchos casos, dar un paso fuera para respirar un poco será todo lo que se necesita para aliviar el dolor de cabeza.

  4. Sostén la posición durante 10 a 15 segundos en cada posición.

    Elonga el cuello. El American College of Sports Medicine sugiere que aquellas personas que sufren de dolores de cabeza ente moderados y leves pueden experimentar cierto alivio realizando estiramientos de cuello. Para hacerlo párate o siéntate lo más derecho posible y baja lentamente tu oreja izquierda hacia tu hombro derecho. Mantén esa pose durante 15 segundos y vuelve a realizarla, esta vez bajando tu oreja izquierda hacia tu hombro izquierdo. Una vez más, repite el ejercicio, pero esta vez haz caer tu barbilla hacia el pecho, y luego levantar tu rostro hacia el cielo. Sostén la posición durante 10 a 15 segundos en cada una de las formas.

  5. Considera un masaje de cuello.

    Considera un masaje de cuello. Te lo puede realizar otra persona, o puedes utilizar algún dispositivo de mano. Frota una bola de tenis contra tu cuello, por ejemplo, y alivia el dolor asociado a las molestias en la cabeza.

Consejos y advertencias

  • Aquellos que no cuenten con la experiencia que se necesita para aliviar un dolor de cuello deberían consultar con un proveedor de salud que esté calificado.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn vera | Traducido por guido grimann