¿Es saludable la comida etíope?

Etiopía a menudo es asociada con el hambre y la desnutrición, pero la cocina tradicional es digna de consideración. Aunque muchas personas en Etiopía están desnutridas y mal alimentadas, eso no quiere decir que su comida no sea nutritiva. De hecho, la mayoría de los platos etíopes son ricos en nutrientes y bajos en grasas. Vale la pena buscar la auténtica comida etíope porque además de ser nutritiva también tiene sabor y profundidad que no encontrarás en otra.

Los granos son esenciales


El teff creciendo en Etiopía.

Los granos son uno de los pilares principales de la dieta etíope. El teff es un cereal integral que se usa para preparar muchos platos etíopes, según Marcus Samuelsson, un nativo de Etiopía que escribió en la revista "Cooking Light". El teff se utiliza para hacer injera, un tipo de pan esponjoso que se come con la mayoría de las comidas. A menudo se utiliza para untar los guisos, por lo que es como un cubierto comestible. Según Eva Zibart, autor de "Ethnic Food Lover's Companion", el teff es rico en hierro, por lo que es una parte nutritiva de la dieta etíope. La avena, la cebada, el mijo y el sorgo, que tienen elevado contenido de fibra, son granos adicionales importantes en la dieta etíope.

Los verduras y las legumbres son estrellas también


Las lentejas son comunes en la cocina etíope.

Las lentejas son uno de los alimentos más comunes de Etiopía, y con frecuencia se utilizan como condimento, según señala Zibart. Las lentejas son ricas en fibra, proteínas y hierro, y también son bajas en grasa. La dieta tradicional etíope incluye una variedad de vehículos que suministran fibra, potasio, vitamina A, vitamina K y ácido fólico. Entre ellas se encuentran el repollo, la col rizada, los tomates, las zanahorias, las patatas y la coliflor. Las coles rizada saltadas se llaman kitfo gomen y son ricas en hierro y fibra. La berenjena y las patatas dulces aparecen en ciertos platos etíopes también. Los cebollas rojas etíopes simmer son una buena fuente de vitamina C, y sirven para preparar una salsa llamada wat que a menudo se sirve con carne o vegetales cocidos. Algunas recetas de wat también incluyen pimientos picantes y ajo. Los cacahuetes se agregan a algunas recetas de Etiopía, también, y son una buena fuente de proteínas y grasas insaturadas saludables para el corazón.

La carne es escasa


Estofado de pollo rojo etíope.

Dado que la carne es cara, no tiene un lugar destacado en la dieta tradicional etíope, especialmente para aquellas personas que viven en zonas rurales. Tibs es el nombre genérico para una porción de carne, y a menudo se sirve con verduras. El cordero y la cabra son las carnes más populares en la dieta etíope, según Philip Briggs, autor de "Ethiopia". El pollo también se incluye en ciertos platos etíopes, al igual que la carne de vacuno. Las piezas finas de rodajas de carne de res marinado en pimientos picantes en polvo se llama kitfo y aportan proteínas y hierro. En las zonas de Etiopía cerca de los lagos, los peces se incluyen en la dieta tradicional también. Los etíopes que comen carne aportan hierro, zinc y vitamina B-12 a sus dietas. El bajo consumo de carne también significa que las personas toman menos grasa saturada que la dieta occidental promedio, y que pueden reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Los alimentos etíopes adicionales


Pimientos de chile en un mercado.

Las salsas picantes son una adición común a las recetas de Etiopía, señala Zibart. Los pimientos picantes se utilizan en estas salsas añadiendo una pequeña cantidad de vitamina C a la dieta etíope, que es definitivamente un beneficio porque muchos etíopes no comen mucha fruta. La leche y la miel son también alimentos tradicionales de Etiopía, y la leche suministra una buena cantidad de calcio. Los huevos son menos comunes, pero cuando se comen, añaden proteínas a la dieta etíope. Los huevos se comen a menudo para el desayuno en un plato llamado fatira, que combina el huevo en una torta y es a menudo rociada con miel.

Más galerías de fotos



Escrito por sara ipatenco | Traducido por javier enrique rojahelis busto