¿Es saludable comer hígado?

El hígado es un órgano importante y una comida popular en muchas culturas. Los hígados de cerdo, res, cordero y pollo, son quizás los que más comúnmente se colocan en la mesa. Cocinado al igual que los cortes de carne típicos, es posible comerlo solo o en combinación con otros alimentos -incluso con otras carnes y vísceras-. En algunas recetas tradicionales, como el haggis escocés y el plato de cordero hindú, el hígado se come frito. También es común consumirlo como embutido untable. Tal es el caso del paté y del leverpostej.

Proteínas y grasas

El hígado es una excelente fuente de proteínas. De acuerdo con LIVESTRONG.COM 'S MyPlate, 1 onza de hígado de ternera contiene 6,2 g de proteína. Esto representa aproximadamente el 12 por ciento del valor nutricional diario recomendado. La proteína es un macronutriente muy importante para el mantenimiento y la construcción de los tejidos del cuerpo, incluyendo el músculo, el cabello y las uñas. La proteína es también un componente importante de enzimas y hormonas. Aunque muchos piensan que el hígado es excesivamente alto en grasa y calorías, esto no es así. De hecho, 1 onza de hígado de ternera contiene sólo 2,4 g de grasa -apenas un 3 por ciento del valor diario- y 49 calorías. El hígado de pollo contiene menos calorías y grasa que el de ternera, aunque también, tiene menos proteína.

Vitaminas

El hígado es una fuente muy concentrada de vitaminas. En el libro "McCance and Widdowson’s the Composition of Foods ("La composición de los alimentos de McCance y Widdowson") se afirma que 1 onza de hígado de ternera ofrece más del 100 por ciento del valor nutricional diario requerido de vitamina B-12 y vitamina A. También es una buena fuente de folato y riboflavina. La vitamina B-12 es esencial para la producción de los glóbulos rojos de la sangre y para la función del sistema nervioso. La vitamina A desempeña un papel clave en la salud de los ojos, el cabello y la piel. El folato o ácido fólico es importante en la digestión y la salud de las células de la sangre, mientras que la riboflavina es utilizada por el cuerpo para producir energía a partir de los alimentos.

Minerales

Una onza de hígado de ternera ofrece más del 100 por ciento del valor diario requerido de cobre y un 25 por ciento del valor diario requerido de selenio y zinc. Como la vitamina B-12 y el ácido fólico, el cobre es importante para la función adecuada de los glóbulos rojos de la sangre, además de que contribuye al metabolismo del hierro. El selenio es considerado un antioxidante, que además está presente en un gran número de enzimas y desempeña un papel primordial para la fertilidad masculina. El zinc interviene en la cicatrización de las heridas y mantiene tu sistema inmunológico saludable.

Preocupaciones

Mientras que el consumo moderado de hígado puede ser beneficioso debido a su alto contenido de nutrientes, el consumo excesivo puede ser perjudicial debido a las elevadas cantidades de colesterol que aporta. Los médicos aconsejan a las mujeres embarazadas evitar el hígado y sus derivados, debido a que un alto consumo de vitamina A puede causar daño a los bebés nonatos. El hígado y las vísceras también son ricos en purinas, que pueden agravar la gota y los cálculos renales.

Más galerías de fotos



Escrito por manuel attard | Traducido por pei pei