La salud y seguridad de la tela de poliéster

La tela de poliéster tiene una variedad de usos beneficiosos con preocupaciones de seguridad y salud limitadas. El poliéster se utiliza extensivamente en la ropa y es comúnmente mezclado con algodón, rayón o lana. Las aplicaciones adicionales de poliéster incluyen esteras impermeable para la azotea, fabricación de cuerdas, mangueras, alfombras y amoblado tales como sábanas y cortinas en casa. El tejido de poliéster generalmente es una opción estable y sensata cuando está acompañada por la manipulación y cuidados adecuados.

Propiedades

El poliéster es lavable a máquina, puede ser sometido a secado rápido y es resistente a las arrugas. Una fibra sintética y naturalmente brillante, el poliéster se modifica fácilmente para satisfacer diversas necesidades de fuerza y tamaño. Es fuerte y durable con retención de la forma en comparación con otras fibras que se pueden aplastar con un uso prolongado. La ropa industrial requiere el desgaste duradero que el poliéster da. Algunos tejidos de poliéster son retardantes al fuego, pero como regla general, se disuelven a una cierta temperatura.

Beneficios

Las ventajas de seguridad y salud incluyen resistencia al moho, abrasiones y la mayoría de los productos químicos. La capacidad del aislamiento imparte cualidades protectoras al atuendo que se usa para climas inclementes. Al calentar el aire atrapado dentro de las fibras por el cuerpo retiene el calor. Además, la tela del poliéster proporciona amortiguación y comodidad para el relleno de tapicería, edredones y almohadas.

Seguridad

La tela de poliéster arderá al exponerse al fuego con un punto de fusión de 500 grados Fahrenheit. Para las prendas de vestir, ropa de cama y materiales aplicables todos los fabricantes están obligados a cumplir con estándares de comunicación de peligros de OSHA. Mientras que el fuego es atípico, las cuestiones relacionadas con alergias que ocurren como una reacción a la tela del poliéster son un problema más frecuente.

Efectos a la salud

Posibles reacciones adversas de telas y textiles son siempre una posibilidad. Algunas personas pueden experimentar erupciones cutáneas, incluyendo dermatitis o inflamación de la piel, debido al contacto con determinadas sustancias. Otras pueden sufrir problemas respiratorios o irritación de los ojos con causas similares.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie woodhurst | Traducido por paulina illanes amenábar