El té y la salud del hígado

El hígado es el órgano más grande del cuerpo humano y es esencial para la regulación de las funciones diarias. Principalmente, este órgano convierte los nutrientes de los alimentos en energía, músculos y hormonas, así como factores de coagulación e inmunes. Las condiciones médicas, la mala alimentación, el alcohol y los contaminantes ambientales pueden contribuir a la mala salud del hígado y causar desórdenes asociados y disfunción. El té puede ser beneficioso para la salud del hígado, sin embargo, ten en cuenta el tipo de té al consumirlo. Consulta con un médico para discutir la salud del hígado antes de hacer cualquier cambio dietético.

Funciones del hígado

Además de la conversión de nutrientes para los procesos corporales, el hígado es un órgano principal de desintoxicación que trabaja para eliminar las toxinas y otras sustancias presentes en los alimentos, el aire y los productos químicos. De acuerdo con la Hepatitis Foundation International, el hígado te ayuda a eliminar sustancias tóxicas y bacterias dañinas de la sangre que causan infecciones. Las células del hígado producen la bilis, que ayuda en la digestión y absorción de nutrientes esenciales. El órgano también regula la producción de colesterol y la excreción, almacena la grasa y sirve como sitio de almacenamiento de vitaminas esenciales, minerales y azúcares.

Té verde

El té verde tiene propiedades que pueden ayudar a protegerte contra la enfermedad hepática o trastornos asociados con el hígado. De acuerdo con la University of Maryland Medical Center los hombres que consumen más de 10 tazas de té verde al día tienen menos riesgo de desarrollar trastornos del hígado como se evidencia en varios estudios clínicos. Estudios con animales y seres humanos también han indicado que un polifenol del té verde, las catequinas específicamente, pueden ofrecer beneficios para el tratamiento de la hepatitis viral, que causa inflamación del hígado.

Cuidado

Según la Hepatitis Foundation International, las hierbas medicinales o ayudas dietéticas pueden imponer graves riesgos a la salud de una persona con un trastorno hepático o disfunción. Investiga a fondo todas las terapias de medicina alternativa antes de aprobar su uso. Las plantas que se deben evitar debido a su toxicidad para el hígado incluyen las de las familias Senico y Heliotopium así como las scutellaria, el muérdago, la consuelda, y los tés de yerbas. Consulta con un profesional de la salud antes de tomar cualquiera de estos tés a base de hierbas para evitar efectos adversos para la salud.

Otras consideraciones

La salud óptima del hígado requiere de una dieta bien equilibrada combinada con ejercicio regular, así como evitar el consumo excesivo de alcohol y los contaminantes dañinos. Una ayuda en la dieta, tal como beber té no va a prevenir trastornos hepáticos graves o a mejorarlos. Evita tomar cualquier medicamento o medicamentos con té o alcohol que podrían ser potencialmente perjudiciales para el funcionamiento del hígado. Otras consideraciones dietéticas incluyen mantener la ingesta de grasas y proteínas de moderada a baja. Estos nutrientes son más difíciles de digerir y aumentan el esfuerzo del hígado, el sistema cardiovascular y el funcionamiento mental. Una dieta baja en sal también puede reducir la retención de líquidos y mantener los equilibrios normales de electrolitos en el cuerpo.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer andrews | Traducido por sandra magali chávez esqueda