Salud del adolescente y suicidio

El suicidio tiene un efecto devastador para quienes sobreviven, especialmente aquellos que se preguntan si podrían haber salvado a su ser querido. Algunos sobrevivientes tienen sentimientos de culpa porque creen haber contribuido a la decisión del adolescente de terminar con su vida. Buscar las señales de advertencia y actuar al respecto puede incrementar las probabilidades de que ayudes a un adolescente que está considerando el suicidio.

Factores de riesgo

Los adolescentes varones tienen un elevado riesgo de suicidio, ya que ellos se suicidan cuatro veces más que las chicas, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics. Los chicos y chicas homosexuales también tienen un riesgo elevado de suicidio. Un historial familiar de suicidio y depresión puede incrementar el riesgo, especialmente si un adolescente ha tenido previamente dificultades con depresión y tendencias suicidas. El abuso de sustancias y el acceso a armas de fuego o de otro tipo también aumenta este riesgo, señala el Boston Children's Hospital. Los adolescentes con antecedentes criminales, los que padecen abuso físico, sexual o verbal en casa, y los que padecen sentimientos de aislamiento también están en mayor riesgo de suicidio.

Causas

El suicidio es la tercera causa principal de muerte en los adolescentes de EE.UU., de acuerdo con el Boston Children's Hospital. La depresión se encuentra entre las causas más comunes de suicidio, señala el sitio KidsHealth. Como señala the Mayo Clinic, sentirse abrumado por los problemas contribuye a este mal. Cuando existen eventos recientes como la muerte de familiares, el divorcio de los padres o la pérdida de una relación amistosa o romántica, los adolescentes también pueden llegar a pensar en el suicidio, afirma el Center for Young Women's Health. Algunos adolescentes contemplan el suicidio debido a la percepción de haber fracasado, como cuando están teniendo problemas en una clase o para encontrar trabajo.

Señales suicidas

En algunos casos, los miembros de la familia y los amigos no saben que un adolescente está deprimido o pensando en el suicidio. Sin embargo, algunos adolescentes suicidas podrían decir adiós, hablar con frecuencia sobre la muerte, regalar objetos personales, tomar riesgos innecesarios y aislarse a sí mismo, señala el Center for Young Women's Health. También podrían experimentar cambios de humor, hablar sobre matarse o usar drogas o alcohol, agrega the Mayo Clinic. Si un adolescente parece impotente cuando se trata de resolver ciertos problemas, podría estar pensando en el suicidio como una forma de escapar de las dificultades.

Obtener ayuda

Si tu hijo adolescente menciona que está considerando suicidarse, busca la ayuda de su pediatra inmediatamente, recomienda la American Academy of Pediatrics. Los profesionales capacitados en salud mental también pueden brindar ayuda. Si tu hijo está hablando sobre suicidio de forma indirecta, como haciendo comentarios sobre cómo el mundo estaría mejor sin él, no lo dejes solo nunca. Mantén las armas de fuego de la casa debidamente guardadas o sácalas de ahí. El tratamiento podría tomar mucho tiempo, así que recuérdale a tu hijo con regularidad que tal vez puede pasar un tiempo antes de ver resultados.

Más galerías de fotos



Escrito por candice coleman | Traducido por alejandro cardiel