¿Los saltos de rana (frog squats) son el major ejercicio para el tren inferior?

Los saltos de rana (frog squats) son un entrenamiento efectivo para el tren inferior, pero determinar cuál es el mejor ejercicio para tu cuerpo requiere considerar las expectativas que tengas. ¿Quieres perder peso, tonificar o fortalecer?. Todas las sentadillas (squats) como parte de una rutina regular, incluyendo los saltos de rana, pueden tonificar tus piernas, muslos y glúteos, pero para perder pulgadas debes combinarlas con cardio.

Saltos de rana

Para hacer los saltos de rana, párate con las piernas separadas, más que un ancho de hombros, y haz la sentadilla común. Con tus manos en la cintura, flexiona las rodillas y lleva la cadera hacia atrás, como cuando te sientas en una silla, hasta que los muslos estén casi paralelos al suelo. Esta versión profunda de sentadillas se centra en los aductores, la parte interna del muslo, junto con los glúteos y caderas, cuádriceps e isquiotibiales.

Cardio

El ejercicio cardiovascular junto con la dieta sana permite gastar más calorías de las que ingieres, siendo la clave para perder pulgadas. Si bien no puedes ejercitar sólo el tren inferior, elegir una rutina de cardio quelo fortalezca y tonifique le dará el máximo beneficio al entrenamiento. Haz una hora de elíptico o bicicleta en el gimnasio, cinco veces a la semana, o sal a correr para lograr excelentes resultados.

Variaciones

Considera cualquier variación para obtener los máximos beneficios. Una vez que estás cómodo con los saltos de rana y las sentadillas estándar, considera la sentadilla con salto (jump squat). Comienza en la posición estándar de sentadilla y baja como si te estuvieras sentando. Mueve las manos a los lados de las caderas. Al final del movimiento, pausa por un segundo y salta en el aire teniendo cuidado de caer sobre una superficie plana y estable. Siéntete libre de mover los brazos para balancear el movimiento.

Seguridad y consejos

Como con cualquier nuevo ejercicio, consulta al médico antes de comenzar, especialmente si tienes sobrepeso o problemas articulares. Cuando estás aprendiendo a hacerlo, pídele al entrenador que te supervise y te corrija. Al final del movimiento, las rodillas no deben ir más allá de los dedos de los pies.

Más galerías de fotos



Escrito por grace bordelon | Traducido por mariela rebelo