Saltos de longitud y su significado para los atletas

Los saltos de anchura, también conocidos como saltos de longitud, son ejercicios utilizados por cualquiera desde atletas de campo y pista hasta jugadores entrenando para la NFL. Los entrenadores usan estos saltos no solo para construir fuerza en las piernas de los atletas, sino también para probar la fuerza y potencia explosiva de las mimas. Introducir saltos de longitud en tu rutina de entrenamiento atlético puede ser una manera altamente funcional de mejorar tu desempeño atlético general.

Fuerza explosiva

El mayor beneficio del entrenamiento con saltos de longitud para atletas es que mejora la reacción de las fibras musculares de contracción rápida del cuerpo. Al igual que otros ejercicios pliométricos, los saltos de longitud efectivos requieren que los músculos de tus piernas y núcleo se contraigan muy rápidamente de manera que puedas generar la fuerza máxima con cada paso. De acuerdo con el fisiólogo deportivo Phil Davies, la sentadilla (squat) que haces antes del salto te permite estirar los músculos, lo que genera una contracción más potente al saltar. Añade que una o dos sesiones de entrenamientos pliométricos a la semana pueden tener un efecto importante en tu fuerza explosiva y reflejarse en tu desempeño de velocidad y salto.

Prueba de desempeño

En cualquier deporte, es importante que los entrenadores analicen el entrenamiento y hagan los ajustes a las áreas que necesitan mejorías. El entrenador de atletas Brian MacKenzie dice que las pruebas regulares de habilidad con salto de longitud pueden ayudar al entrenador a evaluar el progreso resultante del entrenamiento pliométrico y de fuerza. Cada prueba de desempeño debería contener tres saltos. Una vez que el entrenador ha reunido la información suficiente, puede comparar el desempeño del atleta contra pruebas anteriores para monitorear las mejoras o compararlo con el promedio del desempeño el grupo de edad y nivel de habilidad del atleta.

Prevención de lesiones

El entrenador de atletas Jon Heck de Stockton College en New Jersey dice que los saltos de longitud son otro ejercicio pliométrico útil en la prevención de lesión de rodillas. Cuando aterrizas desde cualquier tipo de salto o caída, colocas una gran cantidad de tensión en la parte inferior de tu cuerpo. Heck dice que si te enfocas en un aterrizaje suave con cada uno de tus saltos, puedes reducir el estrés en tu ligamento cruzado anterior y las articulaciones de rodillas y cadera.

Mejorando la habilidad del salto

Un estudio del 2003 publicado en el Journal of Strength and Conditioning Research analizó los efectos de ejercicios de calentamiento sobre la habilidad del salto de longitud. Alexander Koch y su equipo de investigación investigó el impacto de seis diferentes rutinas de calentamiento desde sentadillas pesadas hasta estiramientos ligeros en 32 hombres y mujeres. Concluyeron que las rutinas de calentamiento tienen poco efecto en la habilidad del salto de longitud, pero la fuerza en general de las piernas (que midieron como la repetición máxima de sentadillas) se relacionó con la habilidad de dicho salto.

Más galerías de fotos



Escrito por ryan haas | Traducido por arcelia gutiérrez