Cómo hacer un salto mortal hacia atrás si tienes miedo

Durante un salto mortal hacia atrás, se salta hacia atrás para caer sobre las manos y se patea con los pies sobre la cabeza. Es principalmente visto en gimnasia, pero otros atletas como luchadores de artes marciales también lo hacen. Una gran parte de lograr el salto mortal hacia atrás es dominar el miedo de ir de punta a punta. Esto se puede lograr a través de muchos métodos de entrenamiento diseñados para aumentar tu confianza.

Forma apropiada

La parte más importante de conseguir superar el miedo a hacer un salto mortal hacia atrás es aprender la forma adecuada de hacerlo. Muchas volteretas arraigadas en gimnasios tienen distintas variaciones, pero el salto mortal hacia atrás se mantiene consistente. Pon tus pies juntos y eleva tus manos por sobre tu cabeza. Inclínate hacia atrás, como si fueras a sentarte en una silla invisible. Luego salta hacia atrás, sobre tus manos, manteniéndolas cerca de los lados de tu cabeza. Mantén las piernas juntas y patea para posicionarlas sobre tu cabeza hasta que caigas de nuevo sobre tus piernas.

Carril de trampolín

La firmeza de un carril de trampolín permite estimular la forma de un salto mortal hacia atrás sin tener que aplicar tanto esfuerzo. Puedes encontrar uno en casi cualquier gimnasio de colegio e incluso en instalaciones de recreación. Para gimnastas avanzados, usar el carril del trampolín permite crear secuencias complejas que requieren una concentración y compromiso total. Para los principiantes, es una forma de ganar un impulso agregado de salto cuando se aprende a hacer giros de punta a punta.

Aprender a hacer salto mortal hacia atrás

Si todavía estás preocupado por el movimiento, intenta aprender a hacerlo de costado en primer lugar. En lugar de saltar directamente sobre tu cabeza, gira tu cuerpo hacia tu lado dominante cuando dejes el suelo. Puedes también intentar esta técnica en una ladera. Ir cuesta abajo y saltar de costado evita prácticamente cualquier daño que pueda acontecer. Cuando encuentres que puedes saltar hacia atrás solo con una mano, gira hacia el otro lado. Ahora, intenta hacer un salto mortal hacia atrás aprendiendo desde tu lado no dominante, mientras apuntas a moverte más cerca del centro.

Supéralo

Puedes hacer un salto hacia atrás incluso si tienes un poco de miedo. Intenta simplificar el problema simplemente "superándolo". Literalmente, simplemente salta y arquea tu cabeza hacia atrás. Luego mueve tus piernas sobre tu cabeza. Cuando tu cuerpo vuelva a su lugar, posiciona tus manos para prepararte para la caída. Se verá bastante estrafalario al principio, pero eliminará tu miedo de hacer un salto mortal hacia atrás. Puedes intentar esto desde una plataforma ligeramente elevada, lo cual te da tiempo extra para completar la rotación.

Más galerías de fotos



Escrito por frederick s. blackmon | Traducido por lautaro rubertone