Cómo saltear en sartén chuletas de cerdo cortadas gruesas

Las chuletas de cerdo salteadas componen una jugosa comida, la cual puedes cocinar en poco tiempo y saciará tu hambre. Los cortes gruesos requieren un poco más de atención, de modo que no se queme el exterior y la carne de esta zona quede seca antes de que el interior quede bien cocinado. Si bien tienes que estar muy involucrado con la preparación, no es un proceso difícil y ciertamente incluso los cocineros novatos podrán hacerlo sin problemas luego de un poco de práctica. Debido a que el cerdo es clasificado como carne roja y puede estar saturado de grasa y colesterol, escoge un trozo magro y utiliza grasas no saturadas a la hora de cocinar.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Sal y pimienta (pepper)
  • Hierbas adicionales (opcionales)
  • Aceite de cocina
  • Pinzas
  • Cucharas
  • Termómetro para carnes

Instrucciones

  1. Retira las chuletas del refrigerador entre 1 o 2 horas antes de cocinar, de modo que estén a temperatura ambiente. Las chuletas se cocinan más rápido y de forma más pareja si no están frías al momento de entrar en contacto con la sartén. Esto es particularmente importante con los cortes de carne más gruesos.

  2. Condimenta la carne con sal, pimienta y las hierbas o especias que te gusten. Tomillo (thyme), romero (rosemary), estragón (tarragon), salvia (sage) y albahaca (basil) son algunas buenas opciones.

  3. Calienta una sartén de hierro fundido u otro utensilio de fondo pesado sobre un fuego medio-alto. Las sartenes más gruesas distribuyen mejor el calor, lo cual es especialmente bueno cuando se cocinan cortes gruesos de carne. Calienta la sartén hasta que las gotas de agua se evaporen instantáneamente, y luego añade una capa de aceite de canola, maní u otro aceite sin grasas saturadas; cubre la base de la sartén de forma pareja, pero no agregues demasiado ya que estos aceites añaden muchas calorías.

  4. Coloca el cerdo en la sartén sin que queden muy pegadas entre ellas; de ser necesario, cocínalas en tandas. Déjalas en su lugar por 3 minutos, hasta que la base esté dorada y los costados hayan cambiado de color hasta al menos 1/4 de su altura.

  5. Voltea la carne utilizando pinzas. Reduce la potencia del fuego a medio-baja y deja al cerdo en su lugar mientras se sella el segundo lado. Con una cuchara, vierte el mismo aceite de la sartén por sobre el cerdo para continuar cocinándolo por la parte superior y los costados, a medida que el aceite caiga.

  6. Voltea las chuletas nuevamente luego de 3 minutos y continúa volteando el cerdo cada 20 o 30 segundos. Continúa vertiendo el aceite de cocción por sobre la carne cuando no estés volteándola.

  7. Retira el cerdo de la sartén una vez que alcance una temperatura interna de 145 ºF (62,7 ºC) en su centro. Utiliza un termómetro para carnes de lectura instantánea para saber cuándo estén listos. Dependiendo del grosor y de si la carne tiene hueso, los cortes con hueso se cocinan un poco más rápido, deberían estar entre unos 10 y 12 minutos. Deja que la carne repose por entre 5 y 10 minutos antes de servirla.

Consejos y advertencias

  • Mantén el cerdo fresco por debajo de los 40 ºF (4,4 ºC) y utilízalo o congélalo en los siguientes 3 o 5 días.
  • Cuando utilices un termómetro de lectura instantánea, asegúrate de que no entre en contacto con ningún hueso de la carne, ya que esto alteraría la lectura.
  • Lava tus manos con agua y jabón luego de trabajar con cortes de carne cruda, de modo que evites la contaminación cruzada por bacterias y otras enfermedades que pueda haber en la carne cruda. También debes limpiar las superficies de trabajo y utensilios que hayan entrado en contacto con la carne cruda.

Más galerías de fotos



Escrito por jon mohrman | Traducido por andrés marino ruiz