Salteado de res saludable para el corazón

Con un salteado de res tendrás lo mejor para tu corazón y tu cintura: proteínas, hierro y zinc de la carne, una buena proporción de vegetales en relación a la carne, una oportunidad de añadir granos enteros a tu comida e interminables variaciones étnicas. Para reducir las calorías, usa una sartén no adherente para que puedas usar sólo una cucharada de aceite y compra carne magra en vez de un corte grasoso.

Tipos de carne de res

Para mantener tu salteado saludable, usa los cortes de carne más magros, típicamente aquellos que tengan "redondo" o "lomo" en sus nombres como redondo de lomo o de fondo, medallones, solomillo o lomo. Corta toda la grasa visible antes de cocinar la carne. Busca cortes que también tengan la etiqueta "extra magro" que indica bajos niveles de grasas saturadas que incrementan los niveles del llamado colesterol malo en tu sangre y podrían causar enfermedades cardíacas de acuerdo con Edward Blonz, profesor clínico asistente de University of California, San Francisco.

Cantidades de res

Pierdes cualquier beneficio saludable al corazón de un salteado si las porciones individuales de carne son muy altas. Planea servir de 3 a 4 onzas de carne por persona para mantener los niveles de grasa saturada y las calorías bajas. Esta cantidad equivale a una libra de carne por cada cuatro o cinco personas. Piensa en la carne para tu salteado como una fuente de sabor, no el foco principal del platillo.

Llena tu plato de vegetales

Un salteado saludable tiene dos veces más vegetales y granos (preferentemente granos enteros como arroz integral o pasta de trigo entero) que lo que tiene de carne. Virtualmente cualquiera de tus vegetales favoritos puede funcionar bien en un salteado, pero para darle coherencia al platillo, elige dos o tres y alterna entre diferentes vegetales cada vez que hagas un salteado. Las combinaciones clásicas incluyen pimientos rojos, champiñones y cebollas; brócoli y guisantes; espárragos y cebolletas.

Salteados alrededor del mundo

Añadir elementos de diferentes cocinas del mundo convierte tu salteado de todos los días en un platillo exótico. Para sabores chinos, usa un toque de aceite de sésamo y salsa de soya, añade bok choy, castañas de agua, jengibre y mucho ajo. Para un salteado tailandés usa chiles, salsa de pescado, limoncillo, pimientos y hojas de cilantro. Usa chiles, jengibre, judías verdes y polvo de curry para tu propia versión de un salteado hindú.

Más galerías de fotos



Escrito por susan lundman | Traducido por lou merino