¿Es saltar en un trampolín más efectivo que correr?

Permanecer activo es una faceta importante de un estilo de vida saludable, de modo que elegir el modo más efectivo de ejercicio puede ser esencial para planificar tu rutina. Si has disminuido tus elecciones a correr y saltar en trampolín, puede ser sensato mantener ambas opciones abiertas para un programa cruzado. Pero por encima de todo, si tienes que elegir uno, usar el mini-trampolín (o rebote) puede ser tu elección más efectiva.

Eficiencia

Rebotar quema unas 210 calorías cada 30 minutos de ejercicio de intensidad moderada si pesas 150 libras (68 kg). Correr quema aproximadamente 105 calorías por milla (1,6 km). Correr a 4 mph (6,4 km/h) produce el mismo ritmo de quema de calorías. Comparado por la NASA's Biomechanical Research Division para un estudio publicado en "Journal of Applied Physiology" en 1980, tanto correr como rebotar produjeron niveles de ritmo cardíaco y consumos de oxígeno similares. Sin embargo, saltar en trampolín produjo mayores resultados bioquímicos con menos demanda en el corazón, haciéndolo más eficiente que correr.

Beneficios

Correr no requiere entrenamiento o equipación, haciéndolo una forma simple de obtener un entrenamiento de resistencia cardiovascular sólido. Rebotar, por otro lado, requiere un mini-trampolín. A diferencia de correr, rebotar también proporciona beneficios de entrenamiento de fuerza, de acuerdo con la contribuidora de forma física Minna Lessig de "Early Show". Adicionalmente, saltar en trampolín "activa la circulación linfática", dice Lessig, lo que ayuda a limpiar tu cuerpo de impurezas y a que tu sistema inmune funcione de manera más eficiente. Ambos ejercicios incrementan la resistencia cardiovascular, mejoran la circulación e incrementan la densidad ósea.

Impacto

El impacto a tus huesos y articulaciones es otro factor que hace que rebotar sea más eficiente que correr. De acuerdo con el especialista ortopédico Dr. Justin Klimisch, los ejercicios de alto impacto como correr deberían mezclarse con otras actividades en un programa de entrenamiento cruzado, o cambiarse por ejercicios de bajo impacto, como el salto en trampolín, especialmente si eres una mujer. Klimisch dice que las mujeres pueden ser seis veces más propensas que los hombres a experimentar daños en la rodilla por actividades de alto impacto.

Lo mejor

Rebotar ofrece beneficios para la salud más allá de los que da correr, pero el mejor ejercicio es el que más te guste (aquel con el que te quedarás). El ejercicio regular, hecho con consistencia, te proporciona gestión del peso, un riesgo de enfermedad reducido, mejor humor, más energía, mejoras en el sueño e incluso una vida sexual más activa. Ser constante no significa hacer el mismo ejercicio una y otra vez. El Dr. Cedric Bryant, oficial científico jefe de la American Council on Exercise, recomienda mezclar diferentes formas de ejercicio en tu regimen de forma física. En vez de elegir entre rebotar y correr, haz ambos.

Más galerías de fotos



Escrito por allison stevens | Traducido por natalia navarro