¿Saltar cuerda por una hora te ayuda a perder peso?

Saltar cuerda es una actividad común en los niños, pero también es un ejercicio cardiovascular efectivo para adultos. Puede ser usado como un calentamiento antes de completar otra actividad cardiovascular o entrenamiento de fuerza. También es una rutina por sí solo, desarrollante al sistema cardiovascular y quemando calorías.

Saltando cuerda

Saltar cuerda es una actividad que requiere saltar sobre una cuerda a medida que la balanceas bajo tus pies y sobre tu cabeza repetidamente. Requiere coordinación y resistencia aeróbica. Mejora el sistema cardiovascular y también es usada para aumentar la fuerza y agilidad de las piernas. Puedes saltar cuerda en casi cualquier sitio y existen una variedad de técnicas, incluyendo al salto básico con los dos pies, saltos con un solo pie, pies cruzados, saltos dobles y balanceando las piernas hacia los lados.

Perdiendo peso

Perder peso requiere un déficit calórico en el que quemas más calorías de las que consumes en cierto periodo de tiempo. Cuántas consumes depende de tus hábitos alimenticios, pero cuántas quemas depende en parte de tu nivel de actividad física. Las actividades cardiovasculares como saltar cuerda requieren una cantidad significativa de calorías para impulsar a los tejidos y entre más activo seas, más calorías quemarás, lo que contribuirá a crear un déficit calórico y por lo tanto, a perder peso.

Calorías quemadas

Saltar cuerda es una de las mejores actividades cardiovasculares para quemar calorías. Una persona de 160 libras quemará alrededor de 730 calorías y una persona de 200 libras quemará alrededor de 910 calorías por hora saltando cuerda. Para perder una libra de grasa, debes quemar 3,500 calorías más de las que consumes. Una meta saludable es quemar alrededor de 500 calorías por día para quemar 3,500 calorías y perder 1 libras por semana. Por lo tanto, saltar cuerda es altamente efectivo para quemar calorías y perder peso.

Consejos de seguridad

Salta sólo 1 a 2 pulgadas del suelo al saltar sobre la cuerda y aterriza sobre las punteras de tus pies. Tus talones nunca deben tocar el suelo. Mantén a tus hombros quietos y a tus codos en tu torso a medida que mueves a la cuerda con tus antebrazos. Usa una cuerda que sea apropiada para tu altura, no debe sobrepasar tus axilas cuando te paras en el centro de la cuerda.

Consideraciones

Saltar cuerda es una actividad de muy alto impacto, lo que significa que es difícil para las estructuras de tus articulaciones formadas por tus huesos, músculos y tendones. Te levantas y aterrizas constantemente, por lo que todo tu peso aterriza repetidamente en el suelo y la fuerza pasa directamente a través de uno o dos pies. Si comienzas a sentir dolor en el arco de tus pies, tobillos, rodillas o cadera, puede que quieras reducir el tiempo que pasas saltando e incorporar otras actividades cardiovasculares.

Más galerías de fotos



Escrito por kim nunley | Traducido por ana maría guevara