¿Saltar la cuerda te ayuda a perder peso en los muslos?

Decirle adiós a tu exceso de grasa de los muslos requiere tiempo y dedicación, pero no tiene que costar mucho dinero. Una cuerda de saltar, que se puede comprar por sólo unos pocos dólares, proporciona suficiente equipo de entrenamiento para desempeñar un papel en la pérdida de grasa. Aunque solamente saltarla no quemará la grasa de los muslos, puede ayudar a quemar suficiente grasa en todo el cuerpo lo que hará que comiences a notar muslos más delgados.

Saltar la cuerda quema grasa corporal total.

Bajar de peso en cualquier parte de tu cuerpo, incluyendo de los muslos, no suele ser una consecuencia del ejercicio por sí solo. Para perder peso con éxito, tendrás más posibilidades de éxito si mejoras tu dieta, mientras aumentas la cantidad de ejercicio. Saltar la cuerda puede desempeñar un papel en el segundo, pero este ejercicio no se dirige exclusivamente a la grasa de tu muslo. No existe tal ejercicio, pero la dedicación constante a saltar la cuerda a medida que mejoras tu dieta puede conducir a la pérdida de grasa del muslo.

Los resultados no pasarán de la noche a la mañana

La pérdida de peso saludable se produce a un ritmo lento y constante. Como tal, no esperes ver más delgados muslos después de sólo algunos entrenamientos saltando. Una tasa saludable de pérdida de peso es una a dos libras por semana. Si logras perder esta cantidad de peso, la perderás de varias áreas de grasa en todo el cuerpo, lo que significa que pueden pasar semanas antes de que seas capaz de discernir una diferencia en el tamaño de tus muslos.

Reordena tu agenda semanal

El ejercicio para la pérdida de peso requiere suficiente tiempo cada semana. Prepárate para pasar 300 minutos ejercitándote si haces ejercicio a un ritmo moderado o 150 minutos, si prefieres un entrenamiento vigoroso. Saltar la cuerda es único en que puedes realizarlo en una variedad de niveles de intensidad. El problema con este entrenamiento, sin embargo, es que incluso si lo haces poco a poco, es poco probable que seas capaz de saltar durante 300 minutos a la semana. Para cumplir con este objetivo, combina entrenamientos de salto regulares con otras formas de ejercicio aeróbico moderado, como correr o andar en bicicleta.

Rebota en casa

Saltar la cuerda es un ejercicio ideal para una rutina de ejercicios en el hogar, ya que requiere un mínimo de equipo y es adecuado para espacios pequeños. Aunque puedes saltar sobre una variedad de superficies, experimentarás menos molestias en las articulaciones si tienes que elegir una zona acolchada, como una colchoneta de espuma o de goma. Otras claves para minimizar el impacto del ejercicio son usar zapatos cómodos y saltar a no más de una pulgada y media del suelo. Asegúrate de que la cuerda sea lo suficientemente larga para permitirte saltar de una manera recta, y practica para desarrollar un ritmo estable antes de intentar aumentar tu ritmo.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por carlos alberto feruglio