¿Por qué salta la gente mientras duerme?

Imagínate que estás relajado y te estas quedando dormido cuando de repente tienes espasmos en un brazo o en una pierna y tienes la sensación de que te caes de la cama. Si esto te ha ocurrido alguna vez, has experimentado lo que los especialistas del sueño llaman sacudidas hípnicas o mioclonias del sueño. Estos ocurren en personas normales y sanas y generalmente no requieren ningún tratamiento médico. Sin embargo, ciertas condiciones médicas pueden hacerte saltar mientras duermes y deben ser evaluadas por tu médico.

Sacudidas hípnicas

La mayoría de las personas experimentan mioclonias del sueño, o sacudidas hípnicas, en algún momento de su vida. Las mioclonias del sueño ocurren durante la transición de la vigilia al primer estadío de sueño, o sueño ligero. Durante este período de transición, entras y sales fácilmente del sueño. A medida que te relajas, experimentas contracciones repentinas, también conocidas como mioclonías positivas, que causan la extensión de una o más extremidades y también pueden involucrar el tronco. El movimiento puede ser precedido por una sensación de caer de la cama o de caer por un precipicio.

Apnea del sueño

Hasta 18 millones de personas en los Estados Unidos pueden tener una condición potencialmente peligrosa conocida como apnea del sueño. Durante los episodios de apnea, a medida que los músculos se relajan en la garganta, la tráquea colapsa y se interrumpe la respiración. Una persona con apnea del sueño puede dejar de respirar por unos 60 segundos antes de que el cerebro fuerce a la persona a despertar lo suficiente para respirar. Aunque esto puede ocurrir muchas veces durante la noche, la mayoría de las personas con apnea del sueño no se diagnostican. Las personas con esta afección tienen un mayor riesgo de presión arterial alta, ataques al corazón, convulsiones, derrames cerebrales y, debido a que causa privación del sueño, un riesgo mucho mayor de accidentes durante el día que la población general.

Síndrome de las piernas inquietas

El síndrome de piernas inquietas, o SPI, causa sensaciones desagradables de hormigueo o picazón en las piernas y los pies durante el descanso, especialmente por la noche. Las sensaciones provocan una necesidad de mover las piernas. Hasta 12 millones de americanos tienen el síndrome de piernas inquietas, según la Asociación Americana del Sueño. La causa del SPI puede estar relacionado con anormalidades en el neurotransmisor dopamina. Los neurotransmisores ayudan a enviar mensajes a los nervios. Hasta el 90 por ciento de las personas con SPI tienen un síntoma llamado trastorno del movimiento periódico de las extremidades (PLMD en inglés), según un artículo publicado en la edición de agosto del 2012 de "Sleep". El PLMD implica episodios frecuentes de sacudidas de las piernas, los pies, los tobillos, los dedos y las caderas durante el sueño, y su presencia es compatible con el diagnóstico de SPI. Sin embargo, no todo el mundo con PLMD tiene SPI. Las personas con PLMD pueden no ser conscientes de que sus miembros se mueven durante el sueño y los síntomas a menudo son reportados por los compañeros de cama.

Cuándo buscar tratamiento médico

Las sacudidas hípnicas no requieren tratamiento médico a menos que los movimientos sean frecuentes o lo bastante repetitivos como para perturbar el sueño. La apnea del sueño se considera un problema de salud grave que merece una evaluación médica completa. Si sospechas que tienes un trastorno de movimiento del sueño, discute la posibilidad con tu médico. Los movimientos del sueño, especialmente si son agitados y se producen durante las etapas posteriores del sueño, pueden ser causados por una afección neurológica grave. Un neurólogo o un especialista del sueño pueden ordenar estudios del sueño que consisten en la polisomnografía y la electromiografía, para ayudar a realizar el diagnóstico correcto.

Más galerías de fotos



Escrito por mary solomon | Traducido por nicolás altomonte