Salsa para sofrito sin utilizar salsa de soja

Escrito por Sara Ipatenco | Traducido por Alejandra Rojas
La salsa de soja no es el único ingrediente que puedes utilizar para una salsa de sofrito.
Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La soja, más notablemente la salsa de soja, forma la base de varias recetas de salsa para sofrito, pero algunas personas no quieren comer soja o no pueden hacer por alguna razón. Afortunadamente, hay una variedad de ingredientes que puedes utilizar para hacer una deliciosa salsa de sofrito que no contenga salsa de soja. Experimenta con diferentes ingredientes para encontrar combinaciones que sepan bien juntas con la carne los vegetales que vayas a freír.

Sustituto para la salsa de soja

Vierte partes iguales de 1 cucharadita o 1/4 de taza de caldo de carne y vinagre balsámico en una olla.

Vierte la mitad de las melazas oscuras, así como utilizaste el caldo y el vinagre. Por ejemplo, si utilizaste 3 cucharadas de caldo y vinagre, entonces utilizarás 1 1/2 cucharada de melazas.

Agrega un poco de jengibre molido, pimienta blanca y ajo en polvo y bátelo para combinarlo.

Agrega una o dos tazas de agua y coloca la mezcla a fuego medio alto.

Hierve la salsa alternativa hasta que el líquido se reduzca a cerca de 1 taza.

Deja que el sustituto se enfríe por completo y utilízalo en lugar de la salsa de soja para tu receta favorita de sofrito.

Ingredientes alternativos

Reemplaza la salsa de soja en una receta con un tipo diferente de salsa asiática, como la salsa teriyaki o de ostras.

Experimenta con diferentes salsas para idear una combinación que disfrutes. Por ejemplo, quizá quieras combinar la salsa de ostra y la salsa de pescado cuando crees unos camarones sofritos o quizá te guste utilizar la salsa teriyaki y la salsa picante de jengibre cuando hagas un sofrito de carne y brócoli.

Agrega hierbas y especias a las salsas de donde omitiste la salsa de soja. El jengibre molido (ginger), pimiento (pepper), hojuelas de chile y el polvo de 5 especias son varias opciones que puedes agregar a las recetas de sofrito. Experimenta con diferentes cantidades para crear un sabor que combine bien con los ingredientes que vayas a freír.

Incluye otros ingredientes llenos de sabor a tu salsa de sofrito. Por ejemplo, la cebolla, ajo o hierba de limón (lemongrass) picadas infunden la salsa con sabor sin agregar soja. Las hierbas frescas, como el perejil (parsley), también agregan una profundidad de sabor que ayuda a reemplazar la salsa de soja.

Consejo

Busca salsas que sean bajas en sodio. Así como la salsa de soja, varias salsas asiáticas son bastante altas en sodio y consumir bastante sodio no es bueno para tu corazón. La mayoría de supermercados grandes y las tiendas de comidas saludables tienen estas opciones bajas en sodio.