Salsa sencilla de aceite de oliva para pastas

Mantener tu lista de ingredientes sencilla es a menudo la manera más efectiva de preparar un platillo, y las salsa para pasta no son la excepción. Una salsa sencilla destaca solamente uno o dos sabores, permitiéndote disfrutar de la textura de la pasta. Aunque la salsa básica de tomate es una opción clásica, las salsas con aceite de oliva como ingrediente principal también se prestan para una preparación sencilla y diferentes sabores.

Pastas

Aunque la salsa es una parte indispensable del plato, escoger la pasta correcta también lo es. Los espaguetis o espaguetinis quedan bien con salsa de aceite de oliva tanto por su forma como por su textura. La pasta fresca podría absorber demasiado aceite. Cuando cocines los espaguetis, usa al menos 4 cuartos de agua por cada libra de pasta para que no se pegue. Agrega 1 cucharada de sal al agua antes de añadir la pasta y cocínala hasta que esté ligeramente firme pero flexible, o durante ocho a diez minutos. escurre los espaguetis en un colador y no los rompas de ningún modo antes de hervirlos.

El aceite de oliva

Como el aceite de oliva tiene un papel tan importante en el plato, utiliza un aceite extra virgen. extra virgen significa que viene de la primera presión en frío de las aceitunas, de manera que no se ha usado calor no químicos. Es un aceite más fragante y sabroso que el que es resultado de las prensadas subsiguientes.

Armando el plato

Para hacer un sencillo plato de pasta con aceite de oliva, haz hervir la pasta y calienta una 1/2 taza de aceite de oliva en una sartén sobre fuego mediano. Agrega unos dientes de ajo picados a gusto y cocina hasta que estén dorados ligeramente. Retira la sartén del fuego y añade un puñado de perejil picado (parsley). Echa los espaguetis escurridos a la sartén y mezcla todo antes de servir.

Agregados

Considera añadir algunos ingredientes a la salsa si quieres adornar un poco el sabor. El queso parmesano rallado da un sabor distintivo y una textura cremosa cuando se mezcla con la pasta caliente. Espolvorear un poco de chile en escamas agrega picante. También puedes añadir camarones salteados o pollo en cubos para hacer el plato más sustancioso. Ten en cuenta que una salsa con base de aceite de oliva será más calórica que una basada en tomate.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua mccarron | Traducido por frances criquet