Salsa de carne fácil con caldo de pollo

La salsa de carne se ​​puede hacer de caldo de pollo hecho en casa o caldo de pollo enlatado. Juntar la grasa de pollo al horno o asado y mezclarlo con agua caliente es una manera de hacer caldo casero. El caldo también se hace hirviendo los huesos de pollo sobrantes. La manera más fácil de hacer la salsa es utilizar caldo de pollo preparado comercialmente de una lata o una caja de cartón. Selecciona la variedad baja en sodio para que puedas sazonar la salsa a tu gusto.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Olla antiadherente
  • Batidor
  • Espátula de goma
  • Folio de plástico
  • 2 tazas de caldo de pollo
  • 4 cdas. de harina común
  • 1/2 cdta. de salvia molida
  • 1/2 cdta. de tomillo molido
  • 1/8 cdta. de pimienta negra
  • 1/4 taza de cebolla picada
  • 2 dientes de ajo
  • Sal y pimienta a gusto

Instrucciones

  1. Calienta 2 tazas de caldo de pollo en el microondas y deja a un lado.

  2. Mezcla 4 cucharadas de harina, ½ cdta. de salvia molida, ½ cdta. de tomillo molido y 1/8 de cdta. de pimienta negra molida en un tazón pequeño. Pica ¼ taza de cebolla. Corta dos dientes de ajo.

  3. Coloca una sartén antiadherente en la estufa a fuego medio. Derrite 3 cucharadas de mantequilla. Saltea la cebolla y el ajo hasta que estén transparentes y suaves. Agrega la mezcla de harina y cocina lentamente hasta que quede de color dorado.

  4. Con cuidado, vierte el caldo caliente de pollo en la sartén, revolviendo continuamente para incorporar el caldo. Una vez que la mezcla esté bien combinada, cambia a una espátula de goma.

  5. Cocina la salsa hasta que llegue a la consistencia deseada. Prueba la salsa, añadiendo más sal o pimienta negra si lo deseas. Usa una espátula de plástico para raspar los bordes de la sartén para que no queden pedazos duros en la salsa.

  6. Vierte la salsa terminada a través de un tamiz pequeño en tu plato de servir; saca la cebolla, el ajo y los grumos. Coloca una hoja de papel de plástico directamente en la salsa para evitar que se forme una piel. Retira el plástico justo antes de servir.

Consejos y advertencias

  • Utiliza el doble de la cantidad de hierbas frescas en lugar de hierbas terrestres.
  • Hornea la harina en un horno a 350 grados hasta que esté dorada para una salsa de sabor anuezado y más profundo.

Más galerías de fotos



Escrito por paula quinene | Traducido por lucia ayala