Cómo hacer salsa de carne con cubos de caldo

La salsa de carne (gravy) de cubos de caldo es perfecta para los amantes de esta salsa, como la comediante Erma Bombeck que dijo que ella "viene de una familia en que la salsa de carne es considerada una bebida". Si tienes cuidado al hacer la salsa, también será lo mismo para los demás. Los cubos de caldo, de carne, gallina o vegetales, difieren ampliamente en la cantidad de sal que contienen, esto hace que sea importante probar la salsa a medida que la cocinas para no agregar demasiada sal. Experimenta con diferentes marcas hasta encontrar los cubos de caldo que más te agraden.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • 2 ollas
  • Cuchara grande o batidor
  • Mantequilla
  • Harina
  • Sal y pimienta
  • Ingredientes adicionales opcionales

Instrucciones

  1. Coloca el agua y los cubos de caldo en una olla y lleva a hervor para disolver los cubos. La mayoría de los cubos de caldo indican 1 cubo por cada taza de agua. para hacer 2 tazas de salsa de carne, usa 2 cubos y dos tazas de agua.

  2. Mezcla harina y mantequilla en una olla separada para hacer un roux para la base de la salsa de carne. Utiliza 2 cucharadas de harina por cada 2 cucharadas de mantequilla. Cocina el roux a fuego mediano durante 3 minutos. Esta cantidad espesará 2 tazas de caldo y producirá 2 tazas de salsa de carne.

  3. Vierte cerca de la mitad del caldo sobre el roux lentamente, revolviendo o batiendo constantemente. Sigue revolviendo hasta que la mezcla se vuelva una pasta lisa.

  4. Retira la olla de la hornilla si comienzan a formarse grumos y continúa revolviendo durante unos pocos minutos hasta que los grumos desaparezcan.

  5. Agrega el resto del caldo revolviendo y batiendo constantemente. Continúa hasta que se espese.

  6. Prueba la salsa de carne y añade sal si la necesita, una pequeña cantidad de pimienta y cualquier otro ingrediente adicional. Para salsas de pollo o pavo quedan bien hongos saltados, chalotas caramelizadas, salchichas, jamón, salvia o tomillo. Para carnes asadas agrega hongos, ajo, unas cucharadas de vino tinto o hierbas como tomillo, romero u orégano.

Consejos y advertencias

  • Si tu salsa de carne nunca se espesa, aún después de cocinarla por unos minutos, haz una crema de harina con una cucharada de harina y una cucharada del líquido caliente en un bol aparte. Échala en la salsa y revuelve constantemente. Puedes hacer esto dos o tres veces si lo deseas.
  • Si la salsa parece demasiado espesa, disuelve 1/2 cubo de caldo en 1/2 taza de agua y agrégalo.
  • Calienta el bol o salsera llenándolo con agua caliente durante unos minutos antes de llenarlo con la salsa.
  • Espera hasta que la salsa de carne se espese para probarla ya que la sal estará más concentrada en ente punto.
  • Si los grumos no desaparecen, cuela la mezcla con un tamiz. Si no funciona, bota todo y comienza de nuevo.

Más galerías de fotos



Escrito por susan lundman | Traducido por frances criquet