Salpullido por calor y el yoga caliente

La sudoración y el yoga caliente van de la mano. Pero si sudar con los yogis resulta en un salpullido rojo en todo tu cuerpo, puedes tener dudas sobre entrar a un cuarto de yoga de nuevo. ¡Ánimo!. La mayor parte del tiempo el salpullido por el calor no es más que una molestia. Es la condición menos peligrosa entre otras enfermedades de calor, tales como fatiga por calor y el golpe de calor. Hay varias cosas que puedes hacer para evitar caer en un salpullido feo y con picazón en tu camino para una mente y cuerpo sanos.

Poros obstruidos

Cuando el sudor queda atrapado en los poros tapados puedes desarrollar un salpullido formado por pequeñas protuberancias o ampollas. Las áreas que son afectadas más comúnmente incluyen el cuello, las axilas, la parte superior del pecho, los pliegues del codo, la ingle y bajo los pechos. Algunas veces el salpullido es acompañado por comezón intensa. Existen varios tipos de salpullido. El tipo más común que ocurre por ejercicio vigoroso tal como el yoga caliente, se llama miliaria rubra, de otra forma conocido como salpullido por calor.

Caliéntate con o sin calor

Se practica en una habitación caliente con mucha humedad, el yoga caliente lleva a los estudiantes por 26 poses realizadas dos veces en una secuencia de 60 a 90 minutos. Llamado el entrenamiento de la casa caliente por algunos, el Bikram y otros tipos de yoga caliente se consideran seguros si se realizan correctamente. Si bien la condición de pensamiento detrás de trabajar en un cuarto calentado a 105 grados Fahrenheit es que el calor ayuda a aumentar la fuerza física, la resistencia y el balance más que las secuencias de yoga convencionales, los estudios han demostrado que el yoga caliente es superior para lograr esas metas. Los yogis con piel sensible que son propensos a erupciones pueden beneficiarse más al ejercitarse a temperatura ambiente en lugar de en un cuarto caliente donde las posibilidades de tener un salpullido pueden incrementarse.

Combate el calor

Aunque el jurado sigue deliberando acerca de si el yoga caliente es mejor que otros estilos de yoga en la condición física en general, la mayoría de los yogis aman la emoción que sigue habitualmente a la sudoración, torsión y flexión de sudorosas extremidades en un cuarto caliente. Las buenas noticias para aquellos más susceptibles al salpullido por calor es que puedes ayudar a prevenir los brotes utilizando ropa ligera, que absorbe la humedad en clases para absorber el exceso de sudor y tomando una ducha inmediatamente después de los entrenamientos.

Demasiado caliente para manejar signos de advertencia

En raras ocasiones, el salpullido de calor es el comienzo de enfermedades de calor más peligrosas. Antes de que comiences una clase de yoga caliente, consulta a tu médico. Los signos e advertencia para observar incluyen mareos, fatiga, dolor de cabeza, calambres musculares, confusión y respiración rápida y superficial. Ve a un lugar fresco y toma fluidos si síntomas como estos comienzan y busca ayuda médica inmediatamente si son extremos.

Más galerías de fotos



Escrito por tina boyle | Traducido por esther guerrero