Salmón Atlántico y gota

La gota, una forma de artritis que se caracteriza por un dolor intenso y repentino en las articulaciones, se consideró alguna vez la 'enfermedad de los hombres adinerados' que se producía por una dieta contundente e inactividad física. Hoy en día, los investigadores saben que los niveles elevados de ácido úrico y de cristales en las articulaciones causan los síntomas de la gota, como enrojecimiento, inflamación, debilidad y dolor agudo; además, el ácido úrico se produce cuando el cuerpo descompone químicos denominados purinas. Algunos mariscos contienen gran cantidad de purinas, mientras que otros, como el salmón Atlántico, tienen beneficios nutricionales que sobrepasan el riesgo que este alimento genera para las personas que sufren de gota. Controlar con atención el consumo de salmón atlántico puede ayudarte a reducir el riesgo de desarrollar gota o de experimentar episodios recurrentes de esta afección.

Salmón Atlántico y purinas

Algunos pescados y mariscos, como anchoas, verdeles, sardinas, vieiras, mejillones y langosta contienen gran cantidad de purinas. Los pacientes que sufren de gota deben evitar el consumo de especies con gran contenido de purinas siempre que sea posible, pero los peces con menor cantidad de este compuesto, como el salmón Atlántico, son adecuados para las dietas que siguen los pacientes con gota. Para reducir el riesgo de sufrir ataques de asma, es ideal consumir mariscos de vez en cuando. Un estudio de 2004 demostró que cada porción semanal adicional de pescado o mariscos en tu dieta incrementó en un 7 por ciento el riesgo de experimentar gota en hombres de mediana edad.

Porciones recomendadas

No elimines el salmón Atlántico, alimento saludable para el corazón, de tu dieta por completo. Las guías dietarias del USDA alientan a los estadounidenses a incrementar el consumo general de productos marinos a una cantidad de 3,5 onzas por semana. Para un adulto activo que sigue un plan dietario de 2 mil calorías por día, el USDA recomienda el consumo de 6 onzas de proteína magra por día. Para reducir el riesgo de sufrir episodios de gota, limita el consumo de carne, pollo o pescado a una cantidad de entre 4 y 6 onza todos los días.

Beneficios nutricionales

El salmón Atlántico es una excelente fuente de ácidos grasos omega-3, una grasa poliinsaturada esencial para la salud general. Los investigadores creen que los omega-3 pueden reducir la presión arterial o los niveles elevados de triglicéridos, reducir la probabilidad de sufrir ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares, y retrasar el progreso de las afecciones relacionadas con el envejecimiento, como la degeneración macular. Un porción de 3,5 onzas de salmón contiene aproximadamente 1g de ácidos grasos omega-3. Además, el salmón es una fuente de proteína magra que contiene poca cantidad de grasas saturadas y colesterol.

Otras preocupaciones

El salmón Atlántico contiene muy pocas cantidades de mercurio y policlorobifenilos, de modo que no representa un riesgo de salud para quienes sufren de gota y eligen consumir este alimento con frecuencia. Sin embargo, el programa Seafood Watch del Acuario de Monterey Bay, recomienda a los consumidores evitar el salmón Atlántico de acuicultura. Los métodos que se usan para producir y cosechar salmón en cercados de mallas en el océano generan un efecto perjudicial sobre el medio marino circundante. Como alternativa, los consumidores pueden elegir salmón silvestre de Alaska o del Pacífico.

Más galerías de fotos



Escrito por kat long | Traducido por vanesa sedeño