¿El salami es saludable?

La palabra "salami" abarca una amplia gama de variedades de embutidos curados, aderezados con una textura firme. Puedes encontrar los tipos de producción masiva de salami en el mostrador de carnes frías, destinadas a ser utilizadas como relleno para emparedados, en tu tienda local de comestibles, o también puedes encontrar salami artesanal, que se utiliza generalmente como acompañamiento salado del queso, mostaza y galletas en las bandejas de la charcutería. No es la opción más saludable que puedes hacer. Es un alimento rico en calorías que contiene altas cantidades de grasa y sodio.

Calorías

El salami contiene 441 calorías por porción de 100 g. Esta cantidad, el equivalente de 3,5 onzas (99,22 g), comprende el 22 por ciento de las calorías permitidas en tu plan de comidas, si sigues una dieta de 2.000 calorías diarias. Considera la posibilidad de comer una porción más pequeña de salami para disminuir el número de calorías que consumes. Las opciones más saludables de la carne serían ciervo o gallina.

Grasa y colesterol

Una porción de salami tiene 41 g de grasa, una cantidad que consume una parte significativa del límite recomendado de 44 a 78 g por día, esto debe constituir el 20 al 35 por ciento del total de calorías que consumes. Una cantidad considerable de la grasa de salami proviene de la grasa saturada, el tipo que puede obstruir las arterias y aumentar el riesgo de enfermedades del corazón. El límite recomendado por día es de 15 g. Si incluyes la porción completa de salami, controla cuidadosamente la grasa saturada en el resto de tu plan de comidas. El colesterol que comes también puede aumentar tus probabilidades de desarrollar problemas cardíacos, el límite aconsejado es de 300 mg por día. Una porción de salami contiene 80 mg de colesterol.

Hidratos de carbono y proteínas

El salami no es una rica fuente de hidratos de carbono. Contiene 2,3 g por porción, pero el plan de alimentación requiere 130 g por día para satisfacer tus necesidades nutricionales. Si comes salami, sincronízalo con un carbohidrato saludable para aumentar tu ingesta recomendada. Una porción de salami proporciona 17 g de proteína, sin embargo y es una porción significativa de tu requerimiento diario de 46 a 56 g.

Vitaminas

Incluir salami en tu dieta te dará una buena fuente de vitamina B12. Una porción contiene 22 por ciento de la ingesta diaria recomendada. También recibirás 12 por ciento de niacina o vitamina B3 y 11 por ciento de riboflavina, también conocida como vitamina B2. Estas vitaminas B presentes en los embutidos juegan un papel fundamental para ayudar a tu cuerpo a metabolizar la energía de los alimentos que consumes.

Minerales

Una porción de salami contiene 19 por ciento de la ingesta diaria recomendada de fósforo, un mineral importante para la producción de ADN y ARN. Una porción también proporciona 15 por ciento del zinc que tu cuerpo requiere diariamente, así como 9 por ciento de hierro y 7 por ciento del potasio que necesitas.

Sodio

Come una porción de salami y estarás consumiendo 1.890 mg de sodio. Incluso si estás perfectamente saludable, esta cantidad de sodio puede ser potencialmente peligrosa, posiblemente elevará tu presión arterial y causará retención de líquidos. Debes limitar tu consumo de sodio a 2.300 mg por día, aspira a 1500 mg o menos, si sufres de un problema cardíaco.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por barbara obregon