La sal y los pies hinchados

Los alimentos que comes tienen un impacto sobre los productos químicos en tu cuerpo, especialmente tu sangre. A veces, si la cantidad de sodio en la sangre se desequilibra, puede conducir a la hinchazón de las partes de tu cuerpo, especialmente los pies. El consumo excesivo de sal puede contribuir a este problema, que puede ser aliviado mediante la reducción de la cantidad de sal que consumes en tu dieta.

Edema

Si tus pies comienzan a hincharse, puedes estar sufriendo de una condición conocida como edema. El edema es causado por el líquido atrapado en el espacio entre las células, también conocido como espacio extracelular. Esto es más común en las extremidades, especialmente los tobillos y los pies, ya que la gravedad natural atrae el líquido a estas áreas. El edema puede causar que las vías afectadas de la piel tengan un aspecto brillante y estirado y empujar suavemente sobre la zona afectada durante 15 segundos puede causar una depresión visible.

Consumo de sal y edema

Comer demasiada sal puede resultar en casos leves de edema. Cuando comes demasiada sal, la cantidad de sodio en tu cuerpo aumenta. Dado que las concentraciones anormalmente altas de sodio pueden ser peligrosas, tu cuerpo retiene más agua en un intento de diluir el exceso de sodio. El aumento de volumen de líquido hace que los vasos sanguíneos pequeños, conocidos como capilares, tengan fugas de parte del exceso de líquido en el espacio entre las células, causando el edema.

Complicaciones

Aunque los pies hinchados pueden no parecer un problema médico grave, el edema puede causar una serie de diferentes complicaciones. Por un lado, la inflamación puede llegar a ser dolorosa y resultar en articulaciones de los pies rígidas, por lo que es difícil caminar. Las partes inflamadas del cuerpo también están en riesgo de desarrollar una infección. El edema prolongado también puede dar lugar a cicatrices y una pérdida de elasticidad en los vasos sanguíneos, músculos y articulaciones. El edema también puede causar que se formen úlceras y mala circulación.

Tratamiento

Si tienes una alta ingesta diaria de sodio y desarrollas inflamación en los pies, tu médico puede indicarte que disminuyas tu consumo de sal. También puede beneficiarte el uso de calcetines y medias especiales conocidas como medias de soporte y elevar las piernas cuando sea posible para ayudar a drenar el líquido del espacio extracelular. Los diuréticos también pueden ser prescritos para ayudar a eliminar parte del exceso de líquido en el cuerpo, a pesar de que pueden no ser apropiados para las mujeres embarazadas.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por verónica sánchez fang