Sal Epson frente a cloruro de magnesio

El magnesio se encuentra en grandes cantidades en el cuerpo humano y sirve para muchos propósitos. Es responsable de la defensa del trabajo de los nervios y los músculos, regula la frecuencia cardíaca y aumenta la resistencia de los huesos. Algunas personas pueden sufrir de deficiencia de magnesio, en particular las que toman ciertos tipos de medicamentos o que tienen trastornos intestinales que afectan la absorción de magnesio. Existen varios tipos de suplementos que pueden resolver la deficiencia de este mineral. A pesar de que todos pueden tener el término "magnesio" en sus nombres, existen diferencias entre algunos de estos compuestos.

Sales de Epson

Aunque la palabra "sal" aparece en el nombre, la sal de Epsom es un tipo de magnesio conocido como sulfato de magnesio. Tiene una estructura cristalina que es similar en apariencia a grandes gránulos de sal. Se creó para varios propósitos, incluyendo el alivio del estreñimiento cuando se ingiere. También está diseñado para ser añadido al agua del baño. De acuerdo con el Epsom Salt Counci, se puede absorber magnesio a través de la piel, así como ciertos sulfatos, que ayudan a construir el tejido de cerebro, de las articulaciones y promueven la producción de enzimas digestivas que desintoxican el cuerpo. A pesar de que es una forma de magnesio, la sal de Epsom contiene sulfatos que difieren de cloruro de magnesio.

Cloruro de magnesio

El cloruro de magnesio es un tipo de sal que proviene originalmente de agua de mar. A menudo se toma por vía oral para resolver hipomagnesemia leve, o puede administrarse por vía intravenosa para aquellos que tienen graves deficiencias. En algunas situaciones, el cloruro de magnesio se utiliza como un medicamento de emergencia para un ataque al corazón. Los diferentes tipos de suplementos pueden tener cantidades de magnesio elemental variable, lo que significa que no todo el magnesio del suplemento está disponible para la absorción por el cuerpo. De acuerdo con los National Institutes of Health, el cloruro de magnesio tiene aproximadamente el 12% de magnesio disponible para la absorción. Alternativamente, el sulfato de magnesio, que se encuentra en la sal de Epsom, incluye solamente 10% de magnesio disponible para la absorción.

Consideraciones

Aunque tanto la sal de Epsom como el cloruro de magnesio se pueden administrar para el tratamiento de algunas condiciones, consulta a tu médico si tienes algún efecto secundario. Si bien la sal de Epsom es aprobada por la FDA como segura para ingerir, lee las instrucciones para evitar el consumo excesivo. El cloruro de magnesio puede interferir con otros medicamentos que estés tomando, incluyendo algunos medicamentos de reemplazo de la tiroides y ciertos antibióticos. Si tienes que tomar magnesio para sustituir una deficiencia, tu médico puede determinar la dosis adecuada y qué medicamentos son seguros.

Otros usos

Si bien tanto el cloruro de magnesio como el sulfato de magnesio son similares en forma de suplementos, hay diferentes usos para ambos de estos compuestos. La sal de Epsom también se puede utilizar para suavizar la piel como un exfoliante, y algunas personas lo utilizan en el jardín para ayudar a sus plantas a crecer o producir flores más grandes. Además, los componentes químicos de la sal de Epsom, se administran por vía intravenosa para reducir la incidencia de convulsiones entre las mujeres embarazadas con presiones sanguíneas muy altas. El cloruro de magnesio, cuando se combina con otros elementos químicos, se utiliza para crear aleaciones de metales, que se pueden encontrar en las herramientas, carcasas de computadoras o teléfonos móviles.

Más galerías de fotos



Escrito por meg brannagan | Traducido por mariela rebelo