¿La sal puede aumentar la presión arterial?

La presión arterial alta aumenta tus probabilidades de tener un ataque al corazón o un derrame cerebral. Las condiciones del corazón, como la presión arterial alta, son llamadas "asesinos silenciosos", ya que pueden existir durante años sin causar síntomas. En algunos casos, un ataque al corazón o un derrame cerebral es la única señal de advertencia. Revisar tu presión arterial periódicamente junto con una dieta saludable y hacer ejercicio regular pueden ayudar a prevenir enfermedades graves. Una parte de una dieta saludable es revisar el consumo de sal, ya que demasiada de esta puede causar que la presión arterial se eleve.

Presión arterial alta

La presión de la sangre se refiere a la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de los vasos sanguíneos a medida que se bombea a través del cuerpo. La presión arterial se registra como una fracción, y el número de arriba, o sistólica, representa el latido del corazón. El número inferior o diastólica, representa la presión creada cuando el corazón está en reposo. Cuando la presión sistólica alcanza 140 a 159 y la presión diastólica alcanza 90 a 99, se diagnostica la hipertensión o presión arterial alta. Si tienes presión arterial alta, significa que el músculo del corazón está trabajando más de lo normal para bombear la sangre y el oxígeno que el cuerpo necesita para sobrevivir.

Sal

La sal se añade a muchos alimentos procesados ​​para prolongar la vida útil, y añadir sabor. Cuando consumes sal, los riñones tratan de mantener un equilibrio entre lo que el cuerpo necesita para sobrevivir y cualquier exceso, que debe ser excretado. Sin embargo, una dieta alta en sal puede ser demasiado para que los riñones mantengan el ritmo, y los niveles de sodio pueden ser muy altos. A medida que estos niveles se acumulan, el cuerpo retiene más líquidos, lo que significa más fluido para bombear para el corazón. Este exceso de fluido genera presión en las paredes de los vasos sanguíneos, haciéndolos gruesos y estrechos, que impulsa la presión arterial alta, informa la American Association of Kidney Patients. Por el contrario, la reducción de la ingesta de sal puede disminuir los líquidos corporales, lo que a su vez ayuda a disminuir la presión arterial.

Ingesta diaria

Para ayudar a reducir tu riesgo de presión arterial alta, la American Heart Association sugiere limitar la ingesta de sal a no más de 1.500 mg por día, que es un poco menos de 3/4 cdta. Es importante dejar de añadir sal a las comidas en casa o en un restaurante. Empieza a leer las etiquetas de nutrición para ver cuánto sodio hay en una porción de los productos individuales. En general, los alimentos libres de sodio tienen menos de 5 mg de sodio por porción. Los alimentos muy bajos en sodio contienen alrededor de 35 mg o menos, y los alimentos bajos en sodio tiene 140 mg o menos por porción. Los productos etiquetados como reducidos en sodio o sin sal aún pueden contener altas cantidades, ya que el propio alimento puede contener sodio a pesar de no se le haya añadido. Cuando vayas de compras, escoge las opciones frescas siempre que sea posible y utiliza las hierbas y los condimentos sin sodio para dar sabor. Dado que algunas hierbas, medicamentos con receta y de venta libre también contienen sodio, habla con un proveedor de atención médica acerca de cómo evitar este tipo de medicamentos.

Consideraciones

Cuando se trata de reducir la ingesta de sodio, es importante limitar todos los tipos de sal. Esto incluye la sal marina y la sal kosher, que pueden parecer más saludables. Sin embargo, todos los tipos de sal contienen entre 400 y 600 mg de sodio por 1/4 de cucharadita, según la American Dietetic Association. La sal marina tiene un sabor más fuerte, por lo que debe ser menos utilizada, pero ningún tipo de sal es saludable cuando se consume en grandes cantidades.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por sofia loffreda