¿La sal agrava el reflujo ácido?

El reflujo ácido puede ser una condición crónica que requiere ver todo lo que comes y bebes para controlar los síntomas. Cada caso de reflujo ácido es diferente y tendrás que experimentar con tu dieta para determinar si la sal u otros alimentos son desencadenantes. El reflujo ácido puede causar graves daños si no está bien controlado, por lo que el primer paso es hablar con tu médico acerca de cualquier preocupación dietética que tengas.

El reflujo ácido

El reflujo ácido es una condición que ocurre cuando los músculos del esfínter esofágico inferior en la parte inferior del esófago no se cierra correctamente, lo que permite que el ácido del estómago se escape hacia el esófago. Las fugas de ácido estomacal, pueden desarrollar sensaciones de ardor en el pecho o la garganta. Si esto sucede de vez en cuando, sólo puede ser indigestión o acidez estomacal, pero si tienes estos síntomas más de dos veces a la semana, puedes tener una condición más seria llamada enfermedad de reflujo gastroesofágico o GERD, dice Cleveland Clinic. Hay muchos factores y condiciones que pueden causar reflujo ácido, por lo que el primer paso en el tratamiento es descartar patologías graves subyacentes.

Dieta para el reflujo ácido

Todos los casos de reflujo ácido son diferentes y tendrás que determinar los alimentos desencadenantes. Algunos alimentos pueden tener que ser eliminados de tu dieta por completo, mientras que algunos alimentos desencadenantes pueden ser consumidos con moderación. Mantener un diario de alimentos y los síntomas durante unas pocas semanas puede ayudarte a la hora de planificar tu dieta. Aunque no es el mismo para todos, algunos factores desencadenantes comunes de la dieta son las frutas cítricas, el chocolate, la cafeína, el alcohol, los alimentos grasos y fritos, ajo, cebollas, menta, comidas picantes y alimentos a base de tomate, anota la National Digestive Diseases Information Clearinghouse. Estos alimentos pueden aumentar la producción de ácido del estómago.

Sal y GERD

Comer sal puede agravar los síntomas del GERD. Sin embargo, aunque las razones exactas no son bien entendidos, el consumo excesivo de sal durante un período de tiempo puede aumentar el riesgo de padecer reflujo ácido. Los que añaden sal a los alimentos parecen tener un mayor riesgo de GERD que los que nunca agregan sal a su comida, informa un estudio publicado en la revista "Gut" en 2004. Se necesita mucha más investigación para determinar el papel exacto que desempeña la sal y cuánto se debe consumir para aumentar el riesgo de enfermedad.

Controlando los síntomas

El consumo excesivo de sal también puede provocar retención de líquidos, lo cual a su vez puede llevar al aumento de peso. La obesidad es un factor de riesgo conocido para el GERD y el exceso de peso puede empeorar tu condición. Para manejar mejor los síntomas de reflujo ácido, MayoClinic1.com sugiere perder el exceso de peso, evitar la ropa ajustada, elevar la cabeza cuando estés acostado, el espaciamiento de las comidas durante el día y evitar los alimentos dos o tres horas antes de acostarte.

Más galerías de fotos



Escrito por lori newell | Traducido por gabriela nungaray