Cómo sacarse de encima el peso aumentado durante la menopausia

La menopausia es una etapa natural en la vida de toda mujer. Desafortunadamente, a veces puede venir aparejada con un aumento de peso alrededor del abdomen y de las caderas por primera vez en la vida de algunas mujeres. Con la menopausia, la tasa metabólica se desacelera, los niveles de hormonas cambian y la vida puede tornarse más sedentaria; todo lo cual puede contribuir al aumento de peso. Las buenas noticias: No es inevitable aumentar de peso durante la menopausia. Haz algunas modificaciones en tu estilo de vida (y mantente constante) para poder mantener un peso sano.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Revé tus hábitos alimenticios pasados y comprométete a comenzar a tener una dieta bien equilibrada. Esto puede comprender hacer algunos ajustes en lo que optas por comer, reducir el consumo de alcohol y limitar la ingesta de dulces y postres. Según el centro médico de la New York University Langone, tener una dieta bien equilibrada alta en fibras, cereales integrales, frutas y verduras, y baja en grasas saturadas, grasas trans y colesterol no sólo ayuda a las mujeres menopáusicas a bajar de peso, sino que también resulta en un cambio en el estilo de vida que respalda el mantenimiento del peso.

  2. Reduce el consumo de calorías. Con la edad, el metabolismo se desacelera, por lo que se debe reducir la ingesta de calorías. El cuerpo ya no necesita tantas calorías como antes para mantener sus funciones básicas. Reduce el tamaño de las porciones. Evita suprimir comidas para no comer en exceso ni atracarte en una comida. Elimina el consumo de alimentos envasados y procesados que generalmente están llenos de grasas saturadas, azúcares y calorías, todo lo que sabotea la pérdida de peso.

  3. Sigue un plan regular de ejercicios aeróbicos para quemar calorías y evitar aumentar de peso durante la menopausia. Junto con el aumento de peso, la osteoporosis y la salud cardiovascular son algunas de las preocupaciones más importantes al atravesar la menopausia. El ejercicio regular de intensidad moderada no sólo ayuda a controlar el peso, sino que también ayuda a reducir el riesgo de padecer problemas de salud. Haz por lo menos 30 minutos de ejercicio por día, como por ejemplo caminar rápido, subir las escaleras, hacer senderismo o montar en bicicleta.

  4. Entrena con pesas un par de veces a la semana. El entrenamiento de resistencia ayuda a aumentar la masa muscular. Los músculos queman más calorías que la grasa, por lo que cuanto más masa muscular tengas, más calorías quemarás. Además de combatir el aumento de peso durante la menopausia, el entrenamiento de resistencia también ayuda a aumentar la densidad ósea, que es importante porque las mujeres tienden a perder masa ósea a medida que envejecen.

Consejos y advertencias

  • Si tienes algún problema de salud, consulta con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicio físico.

Más galerías de fotos



Escrito por karen curinga | Traducido por noelia menéndez