Cómo sacar la pelusa de una chaqueta de poliester después de lavarla y antes de secarla

En la mayoría de los casos, la ropa puede ser separada en dos categorías: la que produce pelusas y la que las recibe. Las toallas, los algodones y la felpilla son ejemplos de la que produce pelusas, lo que significa que produce la mayoría de las molestas pequeñas bolitas de pelo, hebras y telas en tus prendas. Una chaqueta de poliester es un receptor de pelusas y puede cubrirse fácilmente de ellas si accidentamente la lavas con un productor. Es posible eliminar la mayor parte de las pelusas de tus prendas de poliester antes de ponerlas en el secador, en donde, de otra forma, las pasarán a otras prendas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Piedra pomez
  • Cinta de enmascarar
  • Afeitadora de jerseys
  • Láminas secadoras
  • Toalla de mano

Instrucciones

  1. Frota la chaqueta de poliester suavemente con la piedra pomez para ayudar a que las pelusas se levanten de la prenda. No la frotes demasiado; sino que trabaja sobre toda la prenda con la piedra.

  2. Envuelve tu mano con cinta de enmascarar y frota la prenda. Tuerce tu mano mientras levantas la prenda, para ayudar a que las pelusas caigan. Una vez que la cinta de enmascarar esté totalmente cubierta de pelusas, sácatela y vuelve a vendar tu mano con una cinta nueva.

  3. Pasa un removedor de pelusas o una afeitadora de jerseys sobre la chaqueta de poliester. Las afeitadoras de pelusas, que puedes conseguir en la tiendas departamentales, actúan como navajas, afeitando cuidadosamente las bolitas de pelo y los hilos sueltos de la prenda. Usa un modelo que tenga una pequeña aspiradora y tanque; la aspiradora chupa la pelusa llevándola a un tanque que se puede vaciar perfectamente entre pasadas.

  4. Frota una hoja secadora sobre la chaqueta. Estas hojas ayudan a levantar las pelusas mientras le dejan a la prenda un agradable olor. Hazlo con movimientos cortos y rápidos para remover efectivamente esas pelusas que molestan.

  5. Humedece una toalla de mano con agua fría y suavemente frota el poliester. La toalla húmeda ayuda a aflojar las pelusas que se adhieren a la tela de la toalla. Usar movimientos largos, como si estuvieras barriendo, es efectivo.

Consejos y advertencias

  • Las piedras pomez las puedes comprar en las tiendas de salud y en los estantes de belleza de tu almacén o farmacia.
  • Da vuelta a tus prendas de poiester para evitar que las pelusas se apilen o acumulen en la parte de afuera de las mismas cuando las pongas a lavar.

Más galerías de fotos



Escrito por jaimie zinski | Traducido por adriana de marco