Rutinas útiles para niños pequeños

Los niños pequeños son similares a los adultos cuando se trata de depender de un horario regular. Puedes contar con su café de la mañana al igual que un niño espera que le sirvan jugos y cereales, señala ZerotoThree.org, un sitio web publicado por el National Center for Infants, Toddlers and Families. Los niños pequeños prosperan en un horario predecible, mientras que los cambios en la rutina pueden confundir a uno de 2 o 3 años de edad.

Importancia

La estructura proporciona un control y temple sobre la marcha a un niño propenso a rabietas que lo ayuda a tener una sensación de estabilidad emocional, sintiéndose seguro y cómodo. Saber cómo irá el día -permitiendo un pequeño margen de maniobra a veces- le permite a un niño enfocarse en la exploración, el juego y el aprendizaje. Las rutinas diarias pueden reducir el riesgo de las luchas de poder entre tú y tu hijo en busca de la independencia. Las rutinas también pueden reducir el número de "no" que se oyen a lo largo de un día. Podrías decir "Sé que quieres levantarte y jugar, pero es hora de cepillarse los dientes y prepararte para la cama. Puedes jugar de nuevo en la mañana."

Rituales a la hora de dormir

Ajustar y conservar un ritual específico antes de acostarse puede ayudar a tu niño a conseguir el sueño que necesita y con suerte hacerlo menos propenso a hacer un escándalo por meterse en la cama. Aliviar a tu niño en el modo de sueño puede hacer la transición del día a la noche mucho menos estresante. Un baño caliente, tomar un oso de peluche o cualquier otro compañero de sueño, la lectura de un cuento y un beso de buenas noches deja perfectamente claro que es hora de ir a dormir.

Rutinas a la hora de comer

Un niño puede llegar a estar tan absorto en una actividad que podría olvidarse de comer. Correr durante el juego también puede hacerlo sentir demasiado cansado para pensar en la comida. Darle a tu niño ocupado varios minutos de antelación puede ayudarlo mentalmente a prepararse para una comida regular. Sirve refrigerios aproximadamente a la misma hora todos los días. Tu niño debe comer tres comidas al día y dos refrigerios, explica FamilyDoctor.org, un sitio web publicado por la American Academy of Family Physicians.

Costumbres de guardería

Para muchos niños, parte de su rutina diaria es ir a una guardería. Más del 50 por ciento de las madres de los EE.UU. trabajan, según HealthyChildren.org, un sitio web publicado por la American Academy of Pediatrics. Los rituales son especialmente beneficiosos para un niño que es nuevo en la guardería. Pasar unos minutos juntos puede ayudar a tu pequeño a hacer la transición del hogar a la guardería. Ayúdalo a colocar la mochila en su lugar designado, lean un cuento o hagan un simple rompecabezas antes de besarlo y decirle adiós. Asegura a tu hijo que lo vas a recoger después de su siesta de la tarde, un aperitivo o cualquier actividad programada que se aplique a tu situación.

Más galerías de fotos



Escrito por karen hellesvig-gaskell | Traducido por georgina velázquez